Quiero ser sincera contigo: lo reconozco, alguna vez he sentido envidia de otra persona. Y lo reconozco por un motivo muy sencillo: es algo que nos ha pasado a todos en algún momento de nuestra vida.

Por eso hoy quiero darte alguna claves para que consigas eliminar este malsano sentimiento de tu vida, tanto si eres tu el que cae en sus redes como si eres el objetivo de esa envidia.

Hace tiempo que decidí dejarlo de lado, a veces resulta difícil, pero lo cierto es que si nuestra intención es ser felices en la vida… la envidia es completamente incompatible.

¿Qué causa la envidia?

La envidia nace de la falta, de la carencia. De querer poseer algo que no tenemos o ser alguien que no somos.
Podemos envidiar al vecino por su cochazo, a nuestro amigo por su excelente puesto de trabajo, o a la vecina por lo bien que cocina.
No importa qué o a quién envidiemos, lo importante es que ese sentimiento de carencia por querer tener o ser algo que otro tiene o es.
Esto provoca en nosotros:

  • Insatisfacción
  • Tristeza
  • Desprecio
  • Sentimientos de inferioridad
  • Frustración
  • Baja autoestima
  • No aceptarse ni respetarse
  • Distanciamiento de nuestros amigos y familia

En definitiva se trata de la envidia malsana, una emoción que:

– Si la despertamos en los demás, puede afectarnos emocionalmente e impedirnos el logro de nuestras metas.

– Si los demás la despiertan en nosotros viviremos presos de una vida ajena a la nuestra, deseando el mal a los demás viviremos envueltos a emociones negativas y así no se puede ser feliz.

¿Quieres aprender a gestionar la envidia y el resto de tus emociones?

Minicurso equilibrio emocional

Aquí tienes mi mini-curso gratuito donde aprenderás los cinco pilares para que consigas tu equilibrio emocional

Si quiero

Por eso cultivar la humildad (no quiero decir que reniegues de tus logros, que no te sientas orgulloso de ellos o que sientas que no mereces disfrutar de ello) y participar en las alegrías de los demás son el mejor antídoto a fin de eliminar los resentimientos de nuestro entorno.

Pero aunque esa sea nuestra intención, a veces nos ocurre que, al compararnos con el otro y al sentir que nos mejoran en algo, llegamos a querer la destrucción de la cualidad del otro: “Ya que yo no lo puedo tener, que tampoco lo tenga él”

¿Qué puedes hacer para desarmar la envidia?

Reflexiona a cerca de tu conducta:

¿Has hecho algún alarde ante los demás que haya podido activar su envidia? Tranquilo, si ha sido así, no pasa nada, incluso es posible que se tratara de algo completamente involuntario y sin intención.

En el futuro intenta modificar ese comportamiento de modo que gestiones tu logro de forma más “sana”.

Por supuesto que no estoy diciendo que no celebres tus logros, soy una defensora acérrima de la necesidad de celebrar nuestros propios logros, es algo necesario e importantísimo para nuestra autoestima, pero tal vez haya formas “menos dañinas” para los demás, seguro que la encuentras.

Participa de los éxitos de los demás

No puedes pretender que los demás se alegren de tus éxitos y te deseen lo mejor si tu no lo haces con los demás.

Alégrate por ellos, haz saber tu entusiasmo por su buena noticia, es una excelente manera de no fomentar su envidia.

Dialoga

Si quienes te envidian te instigan, será necesario hablar con el para acabar con esa conducta, aquí tenemos que echar mano de mi palabra favorita: la asertividad.

Ya sabes, se trata de hacerlo de manera clamada, exponiendo al otro como nos hace sentir, sin pisar su orgullo y dejando un espacio para retroceder y cambiar su comportamiento.

Es muy importante que prepares bien esta conversación, ya sabes que hacer una crítica constructiva y solicitar un cambio de comportamiento es bastante difícil, así que: practica, practica y practica.

Practica la empatía

Ponerte en la piel de los demás te ayudará a cuidar tus relaciones con los demás, creo que este punto es muy útil para conseguir llevar a cabo los anteriores.

Es así como encontrarás las razones adecuadas para dejar de sentir envidia y también para transmitir a los demás los motivos por los que no deben sentir envidia de ti.

¿Y tu donde tienes más problemas? ¿En tu propia envidia o en la envidia de los demás? Me encantaría que me lo contaras en comentarios

¿Quieres encontrar tu equilibrio emocional?

Minicurso equilibrio emocionalSuscríbete y recibirás una guía con los 5 pilares para conseguirlo
Si quiero

Quiero hablar contigo

Contactar
error: Content is protected !!

¿Quieres aprender a vivir tu vida desde el lado positivo?

- ¿Sabes que una autoestima sana garantiza tu equilibrio emocional?

- ¿Sabes gestionar tus emociones de una manera adecuada?

- ¿Sabes por donde empezar?

Entra y recibirás solo por entrar mi minicurso EQUILIBRIO EMOCIONAL además de otras muchas herramientas que te permitirán vivir tu vida desde el lado positivo

¿A QUÉ ESTÁS ESPERANDO PARA VIVIR PLENAMENTE?

Mira en tu bandeja de entrada y confirma tu suscripción para que pueda enviarte el regalo de bienvenida