Se que como todos, tu también quieres ser valorado, amado, aprobado… y por eso a veces te cuesta aceptar estos aspectos menos favorables, incluso hasta el punto de ocultarlos ante los demás. El problema está en que depender tanto de la opinión externa al final mina tanto tu autoestima que niegas quererte tal como eres.

 

Aceptarnos plenamente es tan necesario, aceptarnos plenamente significa conocernos a fondo y querernos con todo lo que somos.

 

Hoy quiero empezar contándote una historia (últimamente me ha dado por las historias, será por lo de leer cuentos al peque :P)

 

Había una vez un rico y famoso reino al que llegaban todos los días muchos extranjeros. Un día, se presentaron dos truhanes que se hacían pasar pos sastres que sabían tejer las más maravillosas telas del mundo.

 

Según decían, las prendas que vendían poseían la virtud de ser invisibles a los tontos. Cuando llegó la noticia a oídos del emperador, éste pensó:

 

  • ¡Deben de ser vestidos magníficos! Si los tuviese, podría averiguar qué funcionarios del reino son ineptos para el cargo que ocupan. Así que decidió encargar uno de esos maravillosos trajes.

 

El día de la entrega del vestido, los charlatanes se presentaron en la corte con nada entre las manos, pero dijeron:

 

  • Estos son los pantalones. Ahí está la casaca… las prendas son ligeras como si fuesen de telaraña, uno creería no llevar nada, más precisamente esto es lo bueno de la tela.

 

  • ¡Si!. Asintieron todos los cortesanos a pesar de que no veían nada.

 

Nadie permitía que los demás se diesen cuenta de que no veían nada, para no ser tenido por tonto o inepto en su cargo. Ningún traje del monarca había tenido tanto éxito como aquel.

 

El rey, para ocultar también su incapacidad para ver las prendas, se puso el supuesto traje y salió al balcón real con él. La gente allí reunida, advertida de las mágicas propiedades de aquellas telas, también la elogiaban hasta que un niño gritó:

 

  • ¡Pero si no lleva nada!

 

  • ¡Escuchad la voz de la inocencia! dijo su padre.

 

  • ¡El rey está desnudo! gritó el pueblo entero, descubriendo así el timo y la vanidad del rey y toda su corte.

 

 

¿Quieres aprender a quererte tal como eres?

recursos gratis

Descárgate totalmente gratis mi Ebook Autoestima: 10 claves para conquistarte y comienza a hacerlo

Si quiero

Quererte tal como eres no es ir a merced de los demás

 

Este es “El nuevo traje del emperador” un cuento de Hans Christian Andersen que seguro ya conocías. Esta historia describe un fenómeno muy común entre los seres humanos: la negación de partes de nuestra personalidad.

 

Los truhanes se aprovechan de que nadie quiere reconocer que pueda poseer una cualidad negativa como la estupidez o la ignorancia. Sin embargo, es curioso porque esta incapacidad de aceptar lo que consideramos debilidades nos deja, en realidad, a merced de la aprobación constante de los demás.

 

Todas las personas poseemos un conjunto de cualidades contrapuestas que interactúan entre sí, lo que llamamos polaridades, por ejemplo: yo soy alegre pero en algunas ocasiones me siento triste, soy listo para algunas cosas pero torpe para otras, soy valiente pero también siento miedo.

 

De ellas, las que nos producen bienestar las aceptamos sin problema, sin embargo tenemos reticencias a aceptar las que nos producen dolor y malestar. Por eso nos acostumbramos a pensar que somos inteligentes, agradables, fuertes….

 

Aceptarte tal y como eres

 

Lo cierto es que las personas sanas son aquellas que reconocen que poseen miles de polaridades que interactúan entre si. Las personas saludables aceptan incluso aquellas cualidades suyas que los demás reprueban y la sociedad no acepta. Y, por tanto, no están pendientes de la aprobación de los demás.

 

Ya saben que tienen características que están aceptadas socialmente y otras que no dan buena imagen.

 

A todos nos cuesta reconocernos como pesados, intransigentes, celosos, insensibles… y buscamos que los demás nos confirmen que no poseemos esas cualidades.

 

Misión imposible, y lo sabes, porque en el fondo sabes que eres así, aunque sea en parte, y negando la realidad , nunca podrás transformarla.

 

Es así como un poco inconscientemente, dejas de aprobarte y, al hacerlo, dejas que tu autoestima dependa sólo de la aprobación de los demás.

 

La tarea necesaria para quererte tal como eres consiste en pasar del apoyo de los otros al apoyo interno, tomando consciencia de las polaridades que no te gustan, aunque no llegues a aceptarlas del todo.

 

Tanto más dependeremos de la aprobación de los demás cuantas más partes negativas escondamos dentro de nosotros mismos.

 

 

 

La importancia de ser flexible

 

Cuando niegas tus polaridades te conviertes en una persona rígida, pierdes la fluidez y amplitud del concepto que tienes de ti mismo.

 

Esto te hace vulnerable a los ataques de los demás. Te hace estar demasiado pendiente del otro y de qué te dirá y, claro, así es muy complicado mantener los propios valores y visión del mundo.

 

¿Existe alguna forma de apoyarnos a nosotros mismos?

 

Claro que si.

 

Acepta y unifica las dos partes de tu autoconcepto, la aceptada y la que no lo está.

 

Para poder ampliar la consciencia de lo que somos, es importante también,  poder diferenciar ambas partes y que puedan verse la una a la otra, arrojar luz al conflicto entre las dos y comprende que las dos pueden coexistir y dialogar entre sí.

 

Cuando veas que no pasa nada por tener esa parte “defectuosa” entenderás que no son los demás los que amenazan con no aceptarte, sino tu mismo.

 

 

Claves para aceptarte y quererte tal como eres

 

 

1#. Busca y entiende la relación entre ambas partes

 

Una característica de nuestras partes contrapuestas es que están entrelazadas entre ellas.

 

Si aprendes a aceptar esa cualidad de ti mismo que te niegas, la otra también se beneficia y puede aparecer de forma más relajada y flexible.

 

Por ejemplo: si crees que necesitar la ayuda de los demás es ser débil y reprimes tu tendencia a pedirla, serás rígido con la otra polaridad correspondiente; la de ser independiente.

 

Pero cuando puedas ver que no se acaba el mundo por necesitar a los demás, podrás conservar tu independencia de una manera más flexible.

 

 

2#. Reflexiona sobre el conflicto que te causa la polaridad

 

Los conflictos nos ayudan a ver nuestras polaridades negadas.

 

Un buen ejercicio para ampliar el concepto de ti mismo es fijarte con qué tipo de personas tienes conflictos. qué características tienen y qué es lo que te da más rabia de cómo son. Es muy probable que tú no te estés permitiendo algo de lo que ellas tienen.

 

Por ejemplo: si te ponen nervioso las personas que son poco concretas al hablar y que divagan, puedes darte cuenta de que existe en ti una gran exigencia de ser claro con lo que dices y tal vez te cuesta reconocer que tú mismo puedes tener una parte que divaga y que no aceptas.

 

 

3#. Aísla las cualidades negadas

 

Una buena manera de saber cuáles son tus polaridades negadas es determinar cuáles han sido los adjetivos que más veces te han adjudicado tus seres queridos. Escoge los más frecuentes y permítete ver qué pasaría si aceptaras que, en parte, eres así.

 

4#. Incorpora a tu persona tus propios valores

 

Para crecer necesitamos la aprobación de nuestros padres y por eso adoptamos sus valores.

 

De mayores, los tenemos incorporados y forman parte de nosotros.

 

Algunas veces estos valores funcionan de forma inconsciente y están en contradicción con lo que hacemos en la vida.

 

Tomar conciencia de ellos te puede ayudar quererte tal como eres, a crecer, emanciparte psicológicamente de tus padres y realizar tu propio camino. Para ello es necesario que conectes con tu interior más allá de lo que tus padres quieren que hagas. Recuerda que necesitamos el amor de nuestros mayores, pero no ser iguales a ellos en todo.

 

 

5#. Conecta con lo que deseas

 

Túmbate en un lugar tranquilo en el que puedas relajarte. Cierra los ojos e imagina que vas avanzando en tu vida hacia el futuro y cada vez tienes más años, hasta que llegas al día de tu muerte.

 

Imagina que sabes que vas a morir y puedes hacer una evaluación general de tu vida.

 

Observa qué es lo realmente importante para ti, qué cosas estás contento de haber vivido y qué cosas dan sentido a tu vida en ese preciso momento. Después abre los ojos y pon todo eso por escrito. ¿en algún momento lograste quererte tal como eres?

 

 

6#. Crea tus propios objetivos.

 

Continuando con el ejercicio anterior, lo importante es sacar algo en claro, ese algo que te permita quererte tal como eres, por eso, una vez hayas encontrado lo más importante para ti de forma general, pasa a concretarlo en objetivos. Escribe siempre de forma positiva, es decir, diciendo lo que quieres, no lo que no quieres.

 

Tienen que ser cuantificables, de manera que puedas saber de forma concreta si lo vas consiguiendo o no. También han de tener un tiempo concreto de realización y, por último, depende de lo que tú hagas y no de la voluntad de los otros.

 

 

7#. Se el director de tu vida

 

Una de las maneras en que nos hacemos dependientes de los demás es no escuchar lo que en realidad somos y lo que queremos. Esto impide sobremanera que logres quererte tal como eres.

 

Cuando alguien te proponga algo, tómate un tiempo para sentir que es lo que tú quieres antes de responder. No reacciones impulsivamente. Déjate sentir qué es lo que tú quieres antes de responder.

 

No reacciones impulsivamente. Déjate sentir también qué es lo importante para ti en la vida e intenta diferenciarte de lo que se supone que tendrías que querer o de lo que otros creen que tendrías que hacer.

 

Se que es una tarea difícil la que te propongo hoy pero sin duda esa búsqueda del lado positivo de la vida lo es en ocasiones, así que cuéntame ¿donde encuentras más dificultades para quererte tal como eres?

 

¿Quieres encontrar tu equilibrio emocional?

Minicurso equilibrio emocionalSuscríbete y recibirás una guía con los 5 pilares para conseguirlo

Si quiero

Quiero hablar contigo

 

 

 

Contactar
error: Content is protected !!

¿Quieres aprender a vivir tu vida desde el lado positivo?

- ¿Sabes que una autoestima sana garantiza tu equilibrio emocional?

- ¿Sabes gestionar tus emociones de una manera adecuada?

- ¿Sabes por donde empezar?

Entra y recibirás solo por entrar mi minicurso EQUILIBRIO EMOCIONAL además de otras muchas herramientas que te permitirán vivir tu vida desde el lado positivo

¿A QUÉ ESTÁS ESPERANDO PARA VIVIR PLENAMENTE?

Mira en tu bandeja de entrada y confirma tu suscripción para que pueda enviarte el regalo de bienvenida