Llevo un rato pensando en ti y tengo muchas preguntas que hacerte. Verás, la realidad es que no se el motivo por el que lees mi blog, no se si te gusta leer sobre psicología o si buscas información que pueda ayudarte, no se si encuentras en las herramientas que te doy en cada post un paso inicial para guiarte en la solución de aquello que te preocupa.

Se me ocurren muchos motivos y todos están relacionados con el deseo de conocer para mejorar tu bienestar emocional, el caso es que sea cual sea tu motivo tengo que decirte una cosa, tal vez debería haberlo hecho antes, pero como se suele decir “nunca es tarde si la dicha es buena”, en fin, lo que quiero decirte es lo siguiente:

Da igual la cantidad de libros de autoayuda que leas, la cantidad de blogs sobre desarrollo personal que sigas incluso los cursos de inteligencia emocional que estés dispuesto a adquirir (que hay muchos y algunos con muy buena pinta) para conseguir tu objetivo, si tu diálogo interno es negativo no lo conseguirás.

¿Qué es eso del diálogo interno?

Es esa voz interior que continuamente escuchas dentro de ti, que te pregunta y te responde constantemente.

Tranquilo no hablo de alucinaciones auditivas, hablo de un elemento esencial para procesar la información que nos llega, digamos que es el INTERPRETE de los acontecimientos que vivimos y claro, en función del tono de la interpretación, actuaremos de una forma positiva (motivados a solucionar problemas, resolutivos, alegres, confiando en nosotros mismos, ilusionados…) o negativa (deprimidos, incapaces, evitando enfrentarnos, temerosos, angustiados…) ante tal acontecimiento.

¿Entiendes ahora su importancia?

La verdad es que podemos llegar a ser muy crueles con nosotros mismos, utilizar el lenguaje más hiriente y negativo que conocemos.

Voy a ponerte en escena:

Son las 7:45 de la mañana, a las 8:30 tienes una cita de trabajo importante, estas nervioso y reconozcámoslo también tienes miedo por lo que puede ocasionar esa cita. Ya estas casi listo para salir de casa y de repente te das cuenta de que no encuentras las llaves.

Entra en marcha tu vocecita interior: ¡eres un completo inútil! ¡algún día te dejarás la cabeza por ahí y no la encontrarás! ¡Donde co*^# habré puesto las P.*# llaves! ¡Si es que no puede salirme nada bien! ¡No merece la pena ni asistir a la reunión porque soy un bueno para nada, ni siquiera puedo hacerme responsable de unas llaves ¿que demonios espero aportarle yo a nadie? ¡Si soy un p*## asco!

¿Exagerado? No creo que tanto, realmente podemos llegar a ser auténticos monstruos con nosotros mismos.

Ahora dime una cosa ¿este tipo de lenguaje negativo te hace algún bien? Permíteme responder por ti: NO, CLARO QUE NO, lo único que haces es minar tu confianza, embotarte y odiarte a ti mismo.

Llegados a este punto quiero proponerte una cosa: durante los próximos días practica la escucha activa con tu lenguaje interior, no trates de modificarlo, solo prestarle atención a lo que dice.

Cuando tengas claro los mecanismos que intervienen en ese lenguaje interior es el momento de actuar, de contestarle y convencerle de que lo que dice no tiene sentido, plantéale alternativas a las interpretaciones que te ofrece y debate la veracidad de sus palabras, te aseguro que ganarás la batalla y que te lo traerás a tu terreno de positividad, al fin y al cabo lo único que estas haciendo es crear un nuevo lenguaje interno, mejor y más positivo.

Esta no es una tarea sencilla, por eso quiero regalarte mis herramientas para empezar a llevarla a cabo:

1.Toma nota de tu conversación interna en todos esos momentos en los que te mortificas:

Entiendo que es difícil y pesado de llevar a cabo de modo que te propongo una alternativa: al final del día haz balance de lo acontecido. Anota todos los detalles que recuerdes, por encima de todo lo que te dijiste en cada momento, lo que ocurriera o no es menos relevante aunque hay que saber que hecho produjo ese pensamiento, se trata de saber qué te dijiste, registra todo lo que pensaste en ese momento.

2. Escribe a cerca del dialogo interno que generas a cerca de tu autoconcepto:

Otra opción interesante es escribir lo que tu lenguaje interno dice de ti de forma espontánea cuando te descubres pensando en tus sueños, tus logros, tus características personales, tu inteligencia, tus capacidades, tu aspecto físico, tus amistades etc.

3. Analiza la información que has recabado en los dos ejercicios anteriores

Fíjate en los denominadores comunes de tu dialogo interno situacional y del que tienes sobre tu autoconcepto.

En función de lo que has escrito:¿tiendes a ser positivo contigo mismo? ¿Te halagas? O, por el contrario, ¿tienes una visión pésima? Analiza si eres realista o si crees que quizás tiendes a exagerar, ya sea en un sentido o en el otro. En este análisis encontrarás los elementos que debes modificar, anótalos nuevamente y crea tu LISTA DE OBJETIVOS A CONQUISTAR.

4. Busca información positiva que te inspire:

Tenemos acceso a multitud de libros, películas, blogs, canales de youtube, música etc. rodéate de un halo de positividad e interioriza todas las sensaciones y emociones agradables que te aportan.

5. Adquiere buenos hábitos: 

Plantéate planes de acción para erradicar aquellos que son dañinos y crea otros que sean más beneficiosos. La mejor manera de sacar un mal hábito de nuestra vida, es incorporar uno positivo que se contraponga, te propongo que empieces a llevar una vida sana y activa, se que es de perogrullo pero realmente nos sentimos más positivos y  completos cuando nuestra actividad está relacionada con un estilo de vida saludable.

¿Te animas a cambiar tu lenguaje interno? Espero haberte dado motivos y herramientas suficientes para que lo intentes.

Volviendo al principio del post  estaría encantada de conocerte un poquito más, de saber cuales son tus inquietudes e incluso de conocer temas de los que te gustaría que hablásemos en De emociones y más, ¿te espero?

¿Quieres estar al tanto de todas las publicaciones? ¿quieres recibir contenido exclusivo? Suscríbete y forma parte de Deemocionesymas.com

[ct_button url=”http://eepurl.com/bBoOXX” color=”#FFFFFF” background=”#fa7d7b” gradient=”#fa7d7b” description=”” size=”normal” position=”none” icon=”” target=”” rel=””]SUSCRÍBETE[/ct_button]

error: Content is protected !!

¿Quieres aprender a vivir tu vida desde el lado positivo?

- ¿Sabes que una autoestima sana garantiza tu equilibrio emocional?

- ¿Sabes gestionar tus emociones de una manera adecuada?

- ¿Sabes por donde empezar?

Entra y recibirás solo por entrar mi minicurso EQUILIBRIO EMOCIONAL además de otras muchas herramientas que te permitirán vivir tu vida desde el lado positivo

¿A QUÉ ESTÁS ESPERANDO PARA VIVIR PLENAMENTE?

Mira en tu bandeja de entrada y confirma tu suscripción para que pueda enviarte el regalo de bienvenida