Empezamos este camino juntos, con un tema apasionante como es adaptarse a los cambios

“Cuando crees que sabes todas las respuestas viene el Universo y te cambia todas las preguntas”

 

En demasiadas ocasiones  ocurre que cuando crees que tienes una vida estable, construida y encarrilada, esta parece dar un golpe de timón y hacer que esa seguridad desaparezca o se tambalee en un instante.

Digo “parece dar” y no “da” porque  realmente no ocurre así.

El cambio es algo constante en la vida, sin embargo, esa sensación de  cierta estabilidad, es necesaria para vivir tranquilos y seguros.

Lo que ocurre es que  nos  acomodamos y creamos una ilusión de permanencia.

Esto es precisamente,  lo que hace que no seamos conscientes, que vivamos en la nube de tranquilidad hasta que “el queso de repente se acaba”, es entonces cuando percibimos ese golpe de timón y es necesario volver a adaptarse a los cambios ocurridos.

Identificarse con los personajes de “¿Quién se ha llevado mi queso?  es tremendamente sencillo: renegar, sentir rabia, protestar para que todo vuelva a ser como era, deprimirte, optar por la parálisis…

Es difícil adaptarse los cambios, pero tienes que saber que cuando realizas conductas adaptativas, también eres capaz de organizar tus pensamientos de manera que generes acciones productivas y positivas, eres capaz de ocuparte en vez de vivir preocupado por todo.

Las conductas encaminadas a adaptarse dependen de tu habilidad para ser flexible cuando se producen en tu vida cambios personales o profesionales.
Al poseer una correcta conducta adaptativa,  reaccionas a eventos inesperados de manera creativa y constructiva.

Si  sabes adaptarte eres capaz de volver a centrar tu mente en la búsqueda de nuevas direcciones basándote en los resultados deseados.

Si te abres al cambio, entenderás que lo que importa no son las velas del barco sino la dirección del viento.

 

Claves para adaptarse a los cambios:

  1. Detente y piensa
  2. Escucha
  3. No te limites al ahora, detente y piensa
  4. Aprende continuamente
  5. Mira más allá de donde puedes ver
  6. No cambies tus valores

httpv://www.youtube.com/watch?v=sF5bxwVcO6E

 

Te detallo un poco cada una de ellas

 

1. Detente y piensa:

Analiza las situaciones y obsérvalas desde diferentes perspectivas para obtener una comprensión exacta de lo que ha sucedido y así evitar  interpretaciones erróneas.

Cuando no reflexionas sobre las novedades de tu entorno, cuando vives enfrascado en tu realidad, no consigues avanzar, igual que le ocurre al personaje del video, es entonces cuando adaptarse a los cambios presentes resulta inconcebible.

2. Escucha:

Si lo crees conveniente pide ayuda, comunícales tus inquietudes y haz todas las preguntas para obtener la información que necesites.

A veces herramos porque no contrastamos o porque caemos en el reduccionismo, no tengas miedo de pedir ayuda, pero recuerda <strong”>la decisión que tomes debe ser tuya.

3. No te limites al “ahora” Piensa a largo plazo

Pregúntate a ti mismo “¿Qué pasa si…?”. Piense en las consecuencias de resolver una situación de varias maneras.
Pregúntate: “¿Qué voy a perder?” y “¿Qué voy a ganar?” “¿Cómo podría esta elección afectar a mi familia, amigos,  pareja?. Una decisión que a corto plazo podría parecer acertada, a largo plazo puede resultar nefasta

 

4. Aprende continuamente, nunca creas que lo sabes todo

Las habilidades para satisfacer las necesidades cambiarán en todas las etapas de la vida.

Constantemente vamos seguir necesitando conocimientos actualizados en áreas tales como cuidado personas, preparación profesional, relaciones sentimentales, etc.

Cuando se vive bajo el hábito del aprendizaje constante, adaptarse a los cambios es una parte más del proceso, esta adaptación se produce de una forma totalmente natural.

 

5. Mira más allá de donde puedas ver.

No te cierres a los desafíos, esto te traerá la oportunidad de crecer, ganar habilidades. En algún lugar del mundo, alguien ha afrontado con éxito la misma situación. Incluso las peores circunstancias podrían aportarnos beneficios.

 

6. No cambies tus valores

Tus principios deben guiar tus acciones, al cumplir tus objetivos debes mantenerte siempre fiel a ellos.

Hazte una pregunta: ¿Mi reacción es un intento de satisfacer una necesidad personal de manera sana? Luego pregúntate ¿las acciones que elegí se adaptan a mis pricipios?

 

Ya ves que los cambios son algo constante en nuestra vida pero el ser humano en toda su “inteligencia” cae preso de la rutina, se acomoda y cree que la fuente de su felicidad es inagotable, es lo mismo que le ocurre a nuestros personajes de”¿quien se ha llevado mi queso?”
Depende de nosotros el estar al tanto de las circunstancias cambiantes, el no acomodarnos y si lo hacemos, al menos
debemos de ser conscientes de que ese “queso” no es eterno y que muy probablemente nos tocará ponernos de nuevo zapatillas y volver al laberinto en busca de “queso nuevo”.

Tocará volver a adaptarse a los cambios nuevos que nos depara la vida.

 

¿Te sientes identificado con nuestros personajes? ¿tienes miedo de salir al laberinto? Actúa, ocúpate de ese miedo y no dejes que te paralice más, tu felicidad depende de ti y encontrar el camino aunque a veces se complica es necesario.

Son muchos los clientes que vienen a consulta porque tienen miedo a “salir al laberinto nuevamente”, juntos conseguimos “volver a calzar las zapatillas” y aprender a manejar con soltura estas claves que nos permiten que los cambios sean vividos como un proceso natural de nuestra vida.

 

imagen: morgueFile

 

error: Content is protected !!

¿Quieres aprender a vivir tu vida desde el lado positivo?

- ¿Sabes que una autoestima sana garantiza tu equilibrio emocional?

- ¿Sabes gestionar tus emociones de una manera adecuada?

- ¿Sabes por donde empezar?

Entra y recibirás solo por entrar mi minicurso EQUILIBRIO EMOCIONAL además de otras muchas herramientas que te permitirán vivir tu vida desde el lado positivo

¿A QUÉ ESTÁS ESPERANDO PARA VIVIR PLENAMENTE?

Mira en tu bandeja de entrada y confirma tu suscripción para que pueda enviarte el regalo de bienvenida