Seguro que te suena eso de vivir momentos en los que pareces estar “mas vivo”, esos momentos en los que cada día parece un regalo lleno de fantásticas posibilidades.

La pena es que parecen ser fugaces, como si la vida se empeñase en atolondrarnos constantemente e impidiera hacernos conscientes de lo afortunados que somos de vivir esta experiencia.

Déjame decirte que vivir la vida con esa intensidad siempre es posible, en realidad no depende tanto de hechos externos sino de una decisión personal: vivir el aquí y el ahora.

 

¿Cómo podríamos vivir intensamente?

¿Cómo podríamos realizaron en lo que auténticamente somos?

 

La respuesta es que tienes que averiguar tus ilusiones más importantes, sin las cuales tu vida no tiene mucho sentido.

Es probable que te cueste determinarlo, pero nunca será una tarea imposible.

Después viene, quizá, lo más difícil: creer que puedes realizar esas ilusiones y sueños. A veces, sabemos cuáles son nuestros deseos, pero no nos atrevemos a imaginar que se podrían hacer realidad.

 

Consigue el equilibrio emocional que requiere vivir el presente con intensidad

Minicurso equilibrio emocional

Algunas clave

 

1#. Aprender a desaprender

 

La falta de confianza en uno mismo es la consecuencia de un minucioso aprendizaje en nuestra infancia. A través de nuestros padres, de nuestras experiencias, de nuestro entorno… hemos aprendido que debemos ser de una (y sólo una) determinada manera para que nos quieran.

En muchos de estos mensajes está incluida la idea de que si uno realiza lo que desea, es un egoista.

Quiero hacerte una pregunta:  ¿Qué grado de felicidad o de placer eres capaz de soportar?

 

Aunque parezca una tontería lo cierto es que muchas veces, las personas prefieren continuar con determinados problemas a encontrar soluciones reales que les acerquen a sus deseos,

Seguro que te suena esa felicidad incómoda por el qué dirán o por la sensación de no estar haciendo lo correcto, o ese  malo conocido mejor que todo lo bueno por conocer.

Como nuestro problema es, para nosotros, algo conocido, escogemos quedarnos con él, en cierto modo, nos ofrece la seguridad de lo que ya conocemos.

Por otro lado, al posicionarnos en el enfado continuo con el mundo creemos tener mucha fuerza, tener la razón y la potestad para detestar el mundo y todo lo que le concierne.

Te podré un ejemplo:

Seguro que conoces a alguna de esas parejas que están todo el día peleando, pero no se separan, aunque lo han intentado muchas veces.

En el conflicto encuentran algo a lo que agarrarse, y en la separación sólo ven el vacío. Y con tal de no enfrentarse a el, se quedan con lo malo conocido.

Enfrentarse al vació implica pasar por un periodo de incertidumbre en el que tienes que aprender a hacer algo diferente a lo que hacías antes.

 

2#. Adquiere mayor conciencia

 

  •  Vivir en el presente implica no estar fantaseando con el futuro, que todavía está por venir y del cual no podemos saber nada.

 

  •  Vivir en el presente implica no estar anclados en el pasado, ya que de él tampoco podemos varia nada.

 

  • Vivir en el presente implica ser conscientes de lo que nos está pasando y de nosotros mismos.

 

  • Vivir el presente implica vivir todo lo que nos ocurre con responsabilidad, entendida como que esta es la mejor realidad en la que podemos vivir y, en cierta medida, es perfecta porque no existe ninguna otra.

 

Todo ello significa darnos cuenta de nuestra realidad tal y como es, aunque nos produzca emociones negativas como el dolor.

Estar siempre bien y no sufrir es una quimera por la que muchos se dejan engañar.

Ésa es la verdadera esencia de la intensidad, algo muy diferente del ansia de algunas personas de no aburrirse nunca que no es más que puro escapismo de su realidad:

Hay personas que siempre están buscando la intensidad. Personas que no pueden soportar el aburrimiento y buscan la intensidad de forma compulsiva. Para ellas, su vida no tiene sentido por sí misma, solo las emociones fuertes les hacen sentir que están vivos.

Desde esa intensidad no existe la posibilidad de construir algo, sólo existe el riesgo por el riesgo o la dificultad por la dificultad.

Cuando uno no puede vivir la vida cotidiana de forma ordinaria y tiene que buscar problemas o riesgos, es que no está encarando la realidad  tal como es, sino que está queriendo escapar de ella.

Para vivir intensamente empieza por aceptar tu realidad interior tal y como es, sin querer cambiarla, acéptate como eres, no  vayas detrás de lo que la sociedad o lo que tus padres o entorno cercano quisieron que fueras.

 

3#. Suelta el control

 

Me voy a poner un poco transcendental pero creo que es comprensible y necesario:

Si me descubro en todo mi ser, si acepto todas mis partes, podré estar satisfecho conmigo mismo, ya que viviré el presente con conciencia y responsabilidad.

Entonces, ya no estaré deseando ser de otra manera y aceptaré lo que vaya experimentando en la vida.

Si suelto un poco el control sobre lo que vendrá quitaré presión a lo que vendrá en el futuro, que al fin y al cabo te recuerdo que no lo sabemos nadie. Y en esa flexibilidad sentiré mi parte más emocional, que es la que da sentido a mi existencia.

 

¿Como puedes aprender a disfrutar de cada día?

 

1#. Vive el presente.

 

Vive el presente como la única realidad que se está dando en estos momentos y, por lo tanto, la más perfecta. Para ello, pon conciencia en lo que te va pasando y acepta las emociones y las sensaciones que surgen.

Siente lo que te ocurre internamente frente a los acontecimientos exteriores. Si te fijas bien, siempre se trata de momentos fascinantes, llenos de vida.

2#. No niegues la realidad

 

Es importante que no niegues ninguna de las sensaciones que tienes, incluso que puedas nombrarlas todas: miedo, vergüenza, confusión..

Las reacciones internas son importantes, no para cambiarlas, sino para descubrir pautas y darte cuenta de cómo eres en tu totalidad, para entenderte mejor. Al final estamos hablando de autoconocimiento.

Y piensa que tus reacciones internas negativas también te proporcionan información básica de tu persona.

 

3#. Formula tus deseos

 

El primer paso para realizar tus deseos es poder concretar cuales son.

Formúlalos de la forma más concisa clara posible, y siempre afirmativamente.  Dite a ti mismo lo que quieres, no los que “no” quieres.

4#. Pasa a la acción

 

Una vez hayas concretado tus deseos, arriésgate a ir tras ellos. Uno se arrepiente más veces de lo que no ha hecho de que lo que ha intentado hacer.

Si pasas a la acción siempre consigues una experiencia o un aprendizaje, mientras que si no lo haces, no obtienes nada nuevo.

5#. Enfócate hacia las soluciones

 

Muchas veces, nos quedamos atascados en nuestros problemas. Esto suele suceder porque buscamos explicaciones de por qué nos pasan las cosas y no salimos de ahí.

Entonces, estos razonamientos sólo ayudan a mantener el problema. Si te ves encallado, empieza a aplicar soluciones y deja de darle vueltas a la cabeza.

 

6#. Hazte amigo de tus miedos

 

Cuando uno intenta arriesgarse y vivir la vida con intensidad aparecen todos los miedos y todas las resistencias al cambio que hay dentro de uno mismo.

Estos miedos forman parte de nuestra educación, de los mensajes recibidos en nuestra infancia, de nuestras creencias.

Todos ellos tienen normalmente una intención positiva . Busca cual es la intención positiva de los mensajes que te dieron cuando eras pequeño y que están provocando tus miedos y, en la medida en que puedas, atiéndela, haz todo lo que estén en tu mano para satisfacerla y de ese modo eliminar el límite que te estas autoimponiendo.

7#. Apóyate en algo superior

 

Nuestra sociedad se caracteriza por ser excesivamente controlador y por usar el miedo como una forma de control.

Hemos controlado la naturaleza, hemos controlado nuestras emociones y hemos controlado nuestro cuerpo. También queremos controlar nuestra vida al máximo y nos olvidamos de que existe algo más grande que nosotros que no podemos controlar.

A veces nos enamoramos sin querer, a veces nos ocurren cosas que no deseamos; otras veces, enfermamos de forma grave.

A esta fuerza la podemos llamar Dios, destino o como queramos, la podemos entender de muchas formas distintas, pero aceptar que existe y poder soltar un poco el control que ejercemos sobre nosotros mismos nos abrirá a esta fuerza más grande.

Nuestra vida, aliada a esta fuerza superior será más plena e intensa porque esta alianza nos permitirá entender y aceptar todo eso que se escapa de nuestro control.

 

8#. Gana en tolerancia

 

Todo lo que te he contado te servirá si eres de los que no te arriesgas y estás anclado en tu seguridad, pero recuerda que existe un tipo de personas que están buscando la intensidad de forma compulsiva, personas que buscan en esta intensidad una huida de ellos mismos y de enfrentar la vida tal y como es.

La vida, a veces, también es aburrida y tiene momentos monótonos, que son lo que nos permiten saborear la intensidad de otros momentos. Tolerarlos también contribuye a vivir la vida de forma intensa.

No se si te esperabas todo lo que te he contado hoy, desde luego vivir la vida en positivo está muy relacionado con este tipo de intensidad.

Me encantaría conocer tu opinión, ya sabes ahí abajo e el espacio reservado para comentarios o enviandome un email, estaré encantada de responderte

¿Quieres encontrar tu equilibrio emocional?

Minicurso equilibrio emocionalSuscríbete y recibirás una guía con los 5 pilares para conseguirlo

Quiero hablar contigo

 

 

 

error: Content is protected !!

¿Quieres aprender a vivir tu vida desde el lado positivo?

- ¿Sabes que una autoestima sana garantiza tu equilibrio emocional?

- ¿Sabes gestionar tus emociones de una manera adecuada?

- ¿Sabes por donde empezar?

Entra y recibirás solo por entrar mi minicurso EQUILIBRIO EMOCIONAL además de otras muchas herramientas que te permitirán vivir tu vida desde el lado positivo

¿A QUÉ ESTÁS ESPERANDO PARA VIVIR PLENAMENTE?

Mira en tu bandeja de entrada y confirma tu suscripción para que pueda enviarte el regalo de bienvenida