Hablando de magia y recetas mágicas….

Ya está, ya acabó el 2015, un año más estamos a horas de que Sus Majestades Los Reyes Magos de Oriente lleguen a nuestras casas y nos dejen todo lo que hemos pedido, siempre y cuando hallamos sido buenos.

Yo también quiero dejarte mi regalo personal, y es que no creas que se me ha olvidado el propósito que tu y yo tenemos este año, en el post de hoy, en el primero del año te dejo la primera cosa que debes saber para alcanzar la felicidad que deseas:

Este primer punto del propósito es que entiendas que NO HAY RECETAS MÁGICAS PARA SER FELÍZ, ya se que te lo he dejado caer en varias ocasiones pero nunca te lo he dicho directamente.

Quizá estés confundido y tengas miles de preguntas del tipo ¿entonces tus post no sirven de ayuda?

Claro que si, son herramientas muy importantes, pautas, lecturas que incluso trabajo en consulta con algunos pacientes, cada uno de los post que lees aquí lo escribo a partir de información contrastada de la que he intentado eliminar el argot de psicólogo “repipi” que sueles encontrar en muchos sitios, quiero escribir para tí, no para un tribunal de doctorado.

 

Deemocionesymas es tu sitio para cambiar tu óptica al lado positivo, para conseguir tu mejor versión, aquí tienes información sobre como conseguir ser más asertivo, menos agresivo, mejorar  tus habilidades sociales, mejorar tu inteligencia emocional o informarte sobre como manejar tu relación de pareja, me encanta escribir sobre esto y me encanta que esto te ayude.

 

Sin embargo, si tu inquietudes te producen un malestar tan grande que no sabes ni como afrontar tu día a día, eso no son inquietudes, en ese caso querido Emocionadillo, tal vez lo que te cuento pueda servirte para un “por donde empiezo”, tal vez ni siquiera eso, porque dirás ¡que fácil es decir todo eso para quien no tiene el problema encima!.

Tu caso requiere de una atención individualizada, atención en la que cada una de las pautas que se te de las trabajemos de forma exhaustiva y pormenorizada.

Si te fijas, unos párrafos más arriba he resaltado en negrita “trabajo en consulta”, es cierto, a muchos pacientes les mando como tarea semanal leer algún post para luego trabajarlo en consulta.

Eso quiere decir que tomamos como base la lectura y le sacamos todo el jugo posible: poniendo ejemplos concretos en función del caso, añadiendo información relevante en función del caso haciendo ejercicios de cada una de las pautas, adaptando cada punto al caso concreto.

Digamos que los post son una herramienta más de las muchas que se utilizan para trabajar en consulta.

 

En psicología hay un lema muy importante que a mi personalmente me gusta llevar por bandera con cada uno de mis pacientes: CADA CASO DEBE TRATARSE DE FORMA INDIVIDUALIZADA, eso significa que aunque haya un protocolo, aunque haya un guión establecido o unas pautas convenientes para cada trastorno, no hay que trabajar sobre el trastorno que tiene una persona sino sobre la persona que tiene un trastorno.

Lo que te he dicho antes significa que cada una de las pautas, claves, tips o técnicas que puedas leer tienen que ser adaptadas a ti, a tu caso concreto y eso solo puedes obtenerlo con el trabajo profesional individualizado.

Esa es una parte del punto 1. La segunda parte es que la  tarea  del paciente no es nada fácil, como te decía no hay recetas mágicas, además en psicología no se trabaja con “pastillas quitaproblemas”.

 

Para conseguir avanzar tiene que trabajar duro contra sus pensamientos y emociones, tiene que aprender a dar la vuelta a esos pensamientos y buscar alternativas realistas y menos dañinas, tiene que luchar constantemente contra lo que ha interiorizado durante mucho tiempo y que de forma automática le sale. Tiene que “desautomatizar” lo automatizado.

Te podré un ejemplo:

¿Te acuerdas de cuando aprendiste a conducir? durante mucho tiempo tenias que mirar constantemente el cuentarrevoluciones para saber si debías cambiar de marcha o no, tenías que mirar la palanca de cambio para saber como era la marcha correcta, aparcar era un quebradero de cabeza y tenias que fijarte en los puntos que el profesor de autoescuela te había marcado como “truco” ¿verdad?

Con el tiempo fuiste interiorizando cada maniobra, cada vez te sentías más cómodo hasta el punto de que hoy ya no tienes que mirar para cambiar, utilizas el oído en la conducción y estás pendiente de más estímulos externos que antes, incluso hay tramos que recorres con tanta frecuencia que a veces los pasas sin fijarte, eso significa que has automatizado la conducción.

Bien pues ahora imagina que la forma en la que has conducido durante todo este tiempo es equivocada, que aprendiste a conducir de forma errónea, que no cambias la marcha en el momento adecuado ni pisas los pedales adecuados, que no sigues las normas de tráfico actuales ¿que harías?

 

Bien supongo que seria angustioso ¿no? pues eso solo implica una pequeña área de tu vida. Imagina que no se trata de conducir, sino de tu forma de afrontar las relaciones con los demás, los problemas y la vida en general ¿que opinas ahora?

 

Por eso me duele cada vez que alguien dice “eso es fácil de decir”

NO, no es fácil de decir, porqué se que no es fácil de hacer, no hay recetas, es una tarea dura y en muchas ocasiones larga, requiere re-aprender y el aprendizaje es lento, pero te aseguro que la recompensa es enorme porque si, si existe la felicidad, existe el bienestar y existe el equilibrio emocional y cuando un paciente lo consigue es cuando se puede hablar de crecimiento personal.

 

Por eso amo mi profesión, porque ver la progresión de cada uno de mis pacientes es algo que me da la vida, me enseñan mucho cada uno de ellos y saber que juntos lo hemos conseguido es la mayor satisfacción que se puede tener, esa quizá sea la única mágia.

Así que no, no hay recetas mágicas si quieres ser feliz tienes que currártelo ¿estas dispuesto?

 

Por cierto gracias Heber Sanchez por tu comentario en Los 10 pilares para construir tu felicidad en 2016 ¡con el me hiciste ver la necesidad de este post!

 

Me encantaría que me dejaseis vuestros comentarios aquí abajo, siento que tengo que aprender mucho de vosotros y quiero hacerlo.

 

Un abrazo enorme, recuerda suscribirte.