Hoy día de la mujer trabajadora siempre me acuerdo de una historia:

 

Cuando era pequeña me empeñé en tocar en una banda de cornetas y tambores en la Semana Santa de mi pueblo, durante años le insistí a mi madre para que me apuntara, año tras año la respuesta era la misma:  Andrea me dicen que aun eres muy pequeña, que al año que viene te cogen seguro.

 

Sobre los 11 años por fin me dijeron que si, pero la pega era que no había tambores disponibles, ¡jolín eso era lo que yo quería!, lo único que podían hacer era darme una corneta y ponerme en la lista para recibir un tambor en los años siguientes, tanta gana tenía que sin dudarlo dije que sí.

 

En ese momento me dieron aquel instrumento insonoro, durante días trate de hacerlo sonar pero era imposible, ¡me han dado una corneta rota! insistía una y otra vez a mi madre los días previos al primer ensayo.

 

El día llegó y allí que me presenté yo con aquel cacharro estropeado, cual fue mi sorpresa cuando me vi rodeada de chicos mucho más grandes que yo y por supuesto todos hombres, parece ser que la corneta era tan difícil de tocar que solo los chicos se atrevían con ella.

 

Fui la primera, o al menos la única en aquel momento, no me sentí especial, no creo que mereciera serlo, simplemente tenía un gran deseo por tocar un instrumento, escuché la explicación y aquel cacharro sonó y tanto que sonó.

 

Durante años ahí estuve yo, tocando mi corneta junto a muchos chicos, ¿era especial por eso?

 

No, el que era especial era el chico que tocaba genial ese instrumento tan difícil, no creo que fuera por ser hombre, simplemente le encantaba y ponía todo su empeño en hacerlo genial.

 

Reconozco que como tantos y tantos días internacionales, el día de la mujer trabajadora no es para mi un día especial.

 

No entiendo su sentido, no entiendo porqué nos empeñamos en hacer referencia al día de la mujer trabajadora, algo tan común como que las mujeres trabajemos, es algo obvio, todas trabajamos, ¿eso merece un día internacional?

 

Supongo que merece un día internacional el hecho de que cientos de mujeres hayan dado su vida a lo largo de la historia por la igualdad entre hombres y mujeres, tal vez en este sentido me parece bonito porque dar la vida por una causa es un acto heroico que merece ser reconocido.

 

Supongo que también es  el reconocimiento de otras tantas grandes mujeres de la historia que han conseguido logros impresionantes en su vida gracias a sus aportaciones en todos los sectores profesionales ¿pero merecen un día por ser mujeres o por sus logros?.

 

No creo que a Marie Curie le apetezca ser recordada por su papel como mujer, sino por sus grandes aportaciones a la ciencia, independientemente de su género ¿o a caso a Einstein se le recuerda por ser el primer hombre en descubrir la teoría de la relatividad?

 

Como ella pienso en Juana de Arco, Eva Perón, Teresa de Calcuta y otras muchas mujeres a las que creo que lo último que les importaría es que se les reconociera por ser mujer, sino por todo aquello que consiguieron.

 

 

¿Porqué un día de la mujer trabajadora? ¿Porqué no 365?

 

Tal vez me equivoque pero el hecho de que haya un día de la mujer trabajadora da la sensación de que hay 364 que no lo son.

 

Entiendo que es un día genial para reivindicar la igualdad de salarios, la igualdad de oportunidades, el rechazo al machismo, a la violencia machista…

 

Esto esta genial, pero lo siento, creo que esa reivindicación debería hacerse los 365 días del año y que no depende de que haya un día internacional, sino de que exista una educación en la igualdad y un cambio de actitud social.

 

Vuelvo a decir que tal vez me equivoque pero eso no se consigue con este día, eso se consigue con cambios reales y no solo a nivel institucional, que también, sino cada uno desde nuestras casas, desde nuestros valores y principios.

 

No podemos preguntarles a las dos chicas Argentinas asesinadas hace un año, que les parece este día, víctimas de un cruel asesinato que nos conmovió  a todos y que tuvo  su gota más agónica, cruel y machista cuando se las ha acusado de inconscientes por ser mujeres y viajar «solas» ¿en qué mundo igualitario vivimos?

 

Tampoco podemos preguntarles a las 20 mujeres, 20 si 20 que han sido asesinadas a manos de sus parejas en lo que llevamos de año en España.

 

 

Edúcate en la igualdad, educa a los más pequeños, no solo el 8 de marzo, sino todos y cada uno de los días de la vida.

 

  • Educa en rechazar las diferencias cuando se deban exclusivamente al género, hay difierencias biológicas entre hombres y mujeres, eso es obvio y eso nos hace diferentes pero no permitas ni una sola diferencia con respecto a la mayor o menor valía de hombres o mujeres.

 

  • Rechaza los mensajes oportunistas, que los hay, y muchos, de hecho las empresas que viven de la tasa rosa suelen ser las primeras en subirse al carro en este festejo.

 

  • Respeta a cada persona por ser persona y no por ser hombre o mujer ¿a caso los derechos humanos son distintos por ser hombre o mujer?

 

  • Nunca juzgues a nadie, ni compares.

 

  • No dejes que nadie te menosprecie por tu género, ni por tu raza o religión u orientación sexual. Defiende tus derechos como persona.

 

  • Vive y deja vivir

 

 día de la mujer trabajadora

¿Qué pasa con los hombres trabajadores?

 

Desconozco si al igual que existe un día de la mujer trabajadora, existe un día del hombre trabajador, ¿alguien puede sacarme de la duda?

 

Como norma general para ellos es más fácil, pero también hay muchos hombres presos del machismo social, que sufren a diario por trabajar en sectores «propios de mujeres», o que son tachados de «afeminados» por mostrar sus sentimientos.

 

Desde pequeños somos «víctimas» de mensajes socializadores del tipo «los niños no lloran» ¿porqué? ¿acaso carecen de conductos lacrimales? ¿Eso es machismo?

 

Por supuesto que si.

 

En fin voy a seguir celebrando cada día que soy persona y claro que sí, voy a seguir celebrando cada día que soy mujer y trabajadora. Así que hoy igual que el resto del año feliz día de la mujer trabajadora

¿Quieres encontrar tu equilibrio emocional?

Minicurso equilibrio emocionalSuscríbete y recibirás una guía con los 5 pilares para conseguirlo