Se que puede resultar dificil admitir incluso entender que uno pueda llegar a formar parte de una relación destructiva incluso autodestructiva, pero lo cierto es que pasa más a menudo de lo que puedes imaginar.

 

Algunos ejemplos de relación destructiva

 

Recuerdo una pareja con la que trabajé hace años que venian a consulta porque querian superar sus desabenencias, llevaban saliendo 7 años y habian planificado su boda para el año siguiente, estaban en la cuerda floja porque pasaban la mayor parte del tiempo discutiendo, bueno, más bien pasaban la mayor parte del tiempo atacandose el uno al otro.

 

Por separado eran personas encantadoras, pero habian “degenerado” su relación a insultos, ataques, celos, reproches y desconfianza mutua, incluso violencia física, de modo que cuando estaban juntos aparecia una sinergia siniestra de casi odio.

 

A pesar de ello seguian con sus planes de boda, al fin y al cabo eso es lo normal ¿no?, mi pregunta constante era: ¿en serio estais dispuestos a dar un paso más en vuestra relación?

 

Su teoria era que viviendo juntos todo iria mejor, incluso se planteaban que con la llegada de los niños seguro que el otro cambiaria.

 

El otro no va a cambiar si no quiere hacerlo.

 

Esta pareja partía de una base completamente equivocada, suponian que a más compromiso, mejor marcharía su relación. Que el simple hecho de comprometerse más produciría que sus problemas desaparecieran, como por arte de magia.

 

Claro que cada uno se basaba en ideas distintas:

 

  • Ella suponia que con el matrimonio pasarían más tiempo juntos y sería más colaborador y activo en la relación.

 

  • Él que el hecho de dormir juntos significa pasar más tiempo juntos y más ocasiones para tener sexo, ella estaría más centrada en la casa (en este caso ella no trabajaba y vivia con sus padres) y al tener más cosas que hacer dejaria de pensar “tantas tonterias” y sería “menos histérica”

 

No basaban sus planteamientos en nada que ellos fueran a hacer para cambiar, sino en lo que el otro haría, como por arte de magía, en el momento en el que ellos consideraban que ocurriría.

 

El respeto y la confianza son las bases de una relación sana

 

Algo que parece de perogruyo no es tan fácil de llevar a la práctica, las discusiones son imprescindibles en una relación, pero hay que aprender a discutir, en la mayoria de las ocasiones las parejas se limitan a gritar o a guardar silencio.

 

La comunicación paralela se vuelve constante, hay conflictos que no se resuleven y la relación se acaba quebrando tanto que la brecha se convierte en un avismo insalvable.

 

Llegados a este punto solo hay dos caminos: empezar a trabajar para recuperar lo que se ha perdido (si es que aun es recuperable) o romper con esa relación destructiva.

 

Un chico acudia a consulta porque habia roto su relación hacia 3 meses y no acababa de superarlo, conoció a una mujer bastante mayor que el, casada y con hijos.

 

El sabía que esa relación no le llevaría a ningún sitio, sabía que ella solo quería mantener relaciones sexuales con el y que el se estaba enamorando de un sin sentido.

 

Ella solo contactaba con él cuando quería/podía, pero si el necesitaba verla no podía decirle nada, por temor a que su marido los descubriera.

 

Lo pasaban bien juntos y durante ese rato olvidaba lo triste de todo lo que estaba ocurriendo, durante el tiempo que estaban juntos ella le hablaba de lo mal que estaba en su matrimonio y de que necesitaba sentirse joven, al lado de alguien como el, pero sabía que eran palabras vacías, ya que su vida era cómoda, gozaba de una buena situación económica y buena clase social.

 

El se sentía cada vez más enganchado a esta relación destructiva, se estaba estancando en ella y no se permitia relacionarse con más personas, conocer nuevas amistades o hacer actividades que le agradasen, su agenda debía estar libre por si ella lo llamaba.

 

Tener una relación no puede implicar dejar de lado tu vida

 

Este chico estaba abandonando su vida por algo que de antemano sabía no iba a ningún sitio.

 

Estaba preso del tiempo y de los deseos de otra persona por un precio sinsentido: unas horas a la semana en las que se sentía querido.

 

En una relación sana es imprescindibre que uno continue con sus actividades, con sus rutinas y sus hobbies, es cierto que a veces hay que ceder en determinadas cosas, pero ceder no es abandonarlo todo por el otro.

 

¿Qué ocurrirá cuando esa relacion dañina se termine?

 

Ocurrirá que tu vida se quedará completamente vacia, y de hecho lo sabes, por eso entres en el juego peligroso de continuar, de ceder a todas las peticiones porque sientes que aunque no sea lo que deseas es lo único que puedes y podrás permitirte, y si no está esa persona no habrá nadie.

 

Se objetivo por favor, sabes que eso no es cierto: generalización excesiva, catastrofización, adivinación del futuro… ¿recuerdas los errores de pensamiento?

 

 

Empieza a quererte, tu autoestima es el pilar fundamental de tu felicidad

recursos gratis

Una relación sana debe ser equilibrada

Se trata de una relación destructiva si no hay equilibrio entre lo que esperas y obtienes, entre tus expectativas y tu realidad, entre lo que le dedicas y lo que te dedican, entre lo que deseas y lo que tienes.

Una relación no puede vivir del mañana, de promesas que sabes que no llegarán o del famoso “dame tiempo” de hecho ya sabes que hay que vivir el presente con intensidad.

Nadie puede tomarse el lujo de contar con tu tiempo como si este tuviera menos valor, no hay equilibrio si te requiere un tiempo que sientes perdido.

 

Una relacion sana no se basa en el chantaje emocional

“¡Si me dejas mi vida no tendrá sentido!”

“¡Si te vas, se acabó todo!”

“¡No merece la pena seguir viviendo si tu no estas a mi lado!”

“¡Tu sabrás lo que tienes que hacer, pero ya sabes lo que te espera!”

¿Te resultan familiares estas frases? Obviamente te resultarán más cercanas si las acompañamos de un momento de bronca previo en el que intentaste tomar una decisión libremente.

El chantaje emocional es una de las peores armas de las que se puede abastecer una relación, es un sinsentido utilizado como recurso para amedrentarte en tu decisión, esto no es sano, por supuesto que una relación basada en el chantaje emocional es una relación destructiva.

 

 

Una relación destructiva coharta tu libertad

 

Todo lo que has leido anteriormente se resume en falta de libertad:

 

  • Para elegir con quien o como pasar tu tiempo

 

  • Para dedicar tu atención a lo que más te apetezca

 

  • Para tomar las decisiones que consideres más adecuadas para tu bienestar…

 

 

Los jóvenes de hoy no aguantamos nada  ¿de verdad?

 

Ultimamente escucho decir a muchas personas mayores eso de que ¡los jovenes hoy no aguantais nada!, es cierto, antes no había divorcios, porque no se podia, antes tu única y primera pareja era la que te acompañaría el resto de tu vida y punto, para bien o para mal, pero ese es otro tema.

 

Realmente yo creo que no es así,  de hecho creo que se aguanta demasiado

 

Y con tanto aguantar solo sabes tomar la decisión más drástica y probablemente  la única posible.

 

Lo que ocurre es que existe un desconocimiento general de lo que supone tener una pareja, existe un desconocimiento enorme de lo que implica discutir, respetar, entender, negociar, confiar y sobre todo comunicarse.

 

Este desconocimiento proboca tal acumulación de basura entre la pareja que al final acaba ocurriendo lo inebitalbe: o la relación se rompe o ambos están subyugados a algo que no les aporta nada y viven en la infelicidad toda su vida.

 

 

¿Porqué continuas con una relación destructiva si sabes que lo es?

 

1#. Por falta de auotestima

 

Si tu autoestima es baja probablemente consideres que tu relación es lo mejor y único que puedes tener y te aferras a ella como si fuera tu último cartucho en la vida.

 

Te valoras tan poco que piensas que no puedes tener nada mejor en la vida, que esos conceptos idílicos de felicidad, plenitud y amor no estan hechos para ti.

 

 

2#. Por miedo a la soledad

 

Quizá sea la única muestra  de cariño que observas a tu alrededor pero eso no quiere decir que la realidad sea así, solo que es lo único que ves.

 

Quizá hayas llegado a una edad en la que sientes que o es esa persona o te quedarás solo el resto de tu vida, aquí te planteo dos cosas:

 

  • Seguro que conoces a alguien que ha iniciado una relación a una edad mayor que la tuya, es más, seguro que conoces alguna persona que incluso a vuelto a tener una relacion después de enviudar o de separarse ¿vas a ser el único que no encuentre a nadie?

 

  • Aun si fuera el caso de que fuera la única persona del mundo ¿prefieres una vida llena de infelicidad a estar solo? Por mi tierra se suele decir mejor solo que mal acompañado (perdona que sea tan franca)

 

 

3#. Por costumbre

 

¿Te suena raro? Pues verás, hay muchas personas que establecen como rutina el tener una relación destructiva, se acostumbran a ese mal rollo constante,  de modo que la vida en pareja se convierte en una rutina de tensión y malestar.

 

 

4#. Más vale lo malo conocido…

 

Muchas personas se escudan en esto, recuerdo una señora que venia a consulta y me decia que perdonaba a su marido todas sus infidelidades por una razón muy sencilla: ¿quien le garantizaba que con otra relación sería mejor?, habia perdido la confianza en los hombres.

 

Mi respuesta siempre era la misma: como puedes desconfiar de todos los hombres del mundo (o mujeres, según el caso) y permanecer al lado del único que te ha dañado.

 

Nadie sabe lo que ocurrirá mañana, pero si tiene la potestad de decidir lo que no quiere para hoy.

 

 

 

 

¿Qué puedes hacer para salir de una relación destructiva?

 

  • Quiérete: Mereces algo mucho mejor que estár sufriendo constantemente en una relación que no te aporta nada más que sufrimiento.

 

  • Confía en tu criterio: sabes que esa relación destructiva te aleja de la felicidad, busca toda la información a favor y en contra y toma una decisión.

 

  • No tengas miedo a la soledad: tal vez descubras esa parte de ti que hoy está anulada, seguramente conoceras nuevas amistades, nuevos hobbies y porqué no, una pareja que se adapte mejor a lo que tu buscas.

 

  • Se asertivo: sabes que no eres egoista por defender tus derechos de forma adecuada, no dejes pasar una agresión ni tampoco llegues al extremo de agredir.

 

  • Aprende a gestionar tus emociones: en demasiadas ocasiones ni siquiera sabemos expresar lo que sentimos.

 

  • Rodeate de personas que te permitan ser la persona que quieres ser siempre y no la versión triste y amargada en la que te has convertido

 

  • Actúa: sabes que llevas pensando mucho tiempo en como terminar esta relación destructiva, tienes en tu cabeza todo lo que tienes que decir así que hazlo, esperar al momento adecuado solo es una excusa, los momentos adecuados surgen con un simple: quiero hablar contigo.

 

Me encantará conocer tus impresiones en el espacio reservado para comentarios o en mi email si creees que necesitas ayuda en tu caso concreto, si te ha gustado no dudes en compartirlo en tus redes sociales.

¿Quieres encontrar tu equilibrio emocional?

Minicurso equilibrio emocionalSuscríbete y recibirás una guía con los 5 pilares para conseguirlo

Quiero hablar contigo

 

 

 

error: Content is protected !!

¿Quieres aprender a vivir tu vida desde el lado positivo?

- ¿Sabes que una autoestima sana garantiza tu equilibrio emocional?

- ¿Sabes gestionar tus emociones de una manera adecuada?

- ¿Sabes por donde empezar?

Entra y recibirás solo por entrar mi minicurso EQUILIBRIO EMOCIONAL además de otras muchas herramientas que te permitirán vivir tu vida desde el lado positivo

¿A QUÉ ESTÁS ESPERANDO PARA VIVIR PLENAMENTE?

Mira en tu bandeja de entrada y confirma tu suscripción para que pueda enviarte el regalo de bienvenida