“El autoconocimiento es la tarea más difícil porque pone en juego directamente nuestra racionalidad, pero también nuestros miedos y pasiones. Si uno consigue conocerse a fondo a sí mismo, sabrá comprender a los demás y la realidad que lo rodea”.

Saber realmente cómo somos, qué sentimos, que nos afecta negativa y positivamente o qué metas queremos alcanzar, en definitiva, el autoconocimiento, son capacidades importantísimas en una persona y de hecho se asocian al concepto de inteligencia interpersonal.

Todas esas capacidades pueden resumirse en una única palabra: autoconocimiento, a través de el aprendemos a desenvolvernos con eficacia en la vida y a afrontar nuestro día a día de una manera más agradable.

La inteligencia interpersonal hace referencia a todo aquello que nos haces entender quiénes somos, saber identificar nuestras emociones y actuar en consecuencia. Estas habilidades nos permiten regular el comportamiento, resolver problemas de modo eficaz y tomar decisiones de forma más eficaz.

Con el autoconocimiento aprendemos a identificar nuestras capacidades, pero también nuestras limitaciones. Esto nos ayuda a planificar metas de manera realista para evitar frustraciones futuras. Las personas dotadas de inteligencia interpersonal saben dominar sus emociones y adecuarlas a las circunstancias.

¿Se puede trabajar la inteligencia interpersonal? Claro que sí, siempre podemos  crecer interiormente y aprender más sobre nosotros, a continuación os cuento algunas claves y ejercicios que nos ayudarán a potenciar esta inteligencia.

• Controla tus emociones: Es una habilidad que tienes que aprender a desarrollar. Controlar no significa no sentir, sino saber cómo actuar ante esa emoción o sentimiento, os invito a leer el post  ¿Podemos controlar las emociones? Aprende a identificar las negativas para transformarlas en positivas.

• Escuchate. Decía Erich Fromm que “el autoconocimiento comienza por la auto aceptación. Acéptate y te conocerás mejor”. Haz una lista de tus virtudes y otra de tus defectos. Pídele a alguien cercano que haga lo mismo para conocer qué imagen tiene de tí. Compara ambas listas e intenta mejorar aquello que no te guste.

• Actúa. Observa cómo influyen tus emociones en tus estados de ánimo y busca la manera de modificar los negativos en positivos. Anota en un papel los comportamientos que te hicieron sentir mal y piensa cómo podrías solucionarlo.

• Acéptate como eres: decía Jean-Jacques Rousseau que “nadie puede ser felíz si no se aprecia a sí mismo”. Analiza cuáles son tus capacidades y tus limitaciones. Fíjate metas a corto y medio plazo en función de las mismas. Esto reforzará tu autoestima y te enseñará a aceptarte tal y como eres.

• Compréndete: anota durante un tiempo cómo te sientes a lo largo del día. Cuando te levantes, a media mañana, al mediodía, por la tarde y antes de acostarte. Intenta averiguar cuál es la causa de esas emociones.

 Hay muchas cosas más por hacer para conocernos mejor, pero un comienzo bueno puede ser seguir estos pasos, te invito a ello, reflexiona sobre ti de forma objetiva, interpreta tus emociones de manera adecuada, no guiada por filtros y con ello tendremos una buena base para empezar a conocerte.

¿Quieres estar al tanto de todas las publicaciones? ¿quieres recibir contenido exclusivo? Suscríbete y forma parte de Deemocionesymas.com y recibirás completamente gratis mi ebook Autoestima: 10 claves para conquistarte

 

error: Content is protected !!

¿Quieres aprender a vivir tu vida desde el lado positivo?

- ¿Sabes que una autoestima sana garantiza tu equilibrio emocional?

- ¿Sabes gestionar tus emociones de una manera adecuada?

- ¿Sabes por donde empezar?

Entra y recibirás solo por entrar mi minicurso EQUILIBRIO EMOCIONAL además de otras muchas herramientas que te permitirán vivir tu vida desde el lado positivo

¿A QUÉ ESTÁS ESPERANDO PARA VIVIR PLENAMENTE?

Mira en tu bandeja de entrada y confirma tu suscripción para que pueda enviarte el regalo de bienvenida