Lo que quiero contarte es algo esencial en la vida de toda persona, quiero explicarte de manera profunda y sin titubeos “porqué necesitas mirar la vida desde el lado positivo ”

Hoy quiero darte caricias pero también alguna colleja, quiero hacerte despertar de una vez por todas para que entiendas la necesidad de no perder ni un solo día más agonizando entre penumbras.

Quiero que seas actor y protagonista de tu vida, quiero que cojas las riendas y empieces a valorar de una vez por todas lo maravillosa que es tu existencia.

El post de hoy es tremendamente especial, por lo que voy a contarte y porque me siento muy arropada por personas que opinan de forma parecida a mi, que sirven de ayuda e inspiración a personas que como tú se encuentran bloqueadas en distintos aspectos de su vida. Tranquilo porque te las iré presentando poco a poco.

No quiero que te pierdas nada pero como se que me pongo a escribir y no paro voy a contarte lo que vas a encontrar aquí:

  1. ¿Porqué vivir desde el lado positivo?
  2. Optimismo no es “vivir en mundos de Yuppis”
  3. ¿Qué estas haciendo mal?
  4. Ser optimista es posible y te cuento como
  5. Tengo un regalo para tí, (vaaale cógelo pero luego vuelve que lo que tengo que contarte es muy importante).

Lista de reproducción %22de emociones y más%22

vive la vida desde el lado positivo

Suscríbete y recibe la lista de reproducción más optimista, con 30 canciones cargadas de entusiasmo y deseos de mirar la vida desde el lado positivo

1#. ¿Porqué vivir desde el lado positivo?

¿Estas vivo? ¿Respiras? ¿Disfrutas de cantidad de estímulos cada día que llenan tu vida de sabores, de olores, de colores? Ese es el principal motivo por el que debes vivir desde el lado positivo

Mira por la ventana del lugar donde te encuentres ahora mismo, si no es una ventana mira a tu alrededor, lo que sea ¿que ves?

Detente a mirar tranquilamente, intenta captar cada uno de los estímulos que se encuentran en esa imagen, cierra los ojos y respira profundamente hasta copar al máximo tus pulmones, ¿qué sensación te produce? ¿a que huele?

¿Tan horrible es eso? ¿de verdad la vida es algo tan horrible y agónico, tan amargo y tormentoso como para ver todo entre penumbras y darle siempre un signo negativo?

Dime una cosa, eso que es tan tan horrible, tan “lo peor que te puede pasar” ¿es realmente lo peor?

Te diré que es lo peor:

Lo peor es morir sin haber vivido, porque eso que haces, querido, no es vivir en absoluto, eso que haces es ponerle trabas constantes a tu vida.

Hace 2 años viví una de las experiencias más tristes y dolorosas que se pueden vivir, afortunadamente la viví como “espectadora”, como persona que intentaba ayudar y poner su experiencia en manos del mayor sufrimiento que a mi juicio se puede vivir: perder a un hijo.

El 8 de mayo de 2014 un autobús lleno de chicos que venían de jugar un partido de futbol-sala sufría un accidente a pocos kilómetros de llegar a su casa, un pueblo de apenas 3000 habitantes. 5 niños murieron en aquel accidente.

Recuerdo cada instante de esa tarde/noche, recuerdo que esa tarde salí a pasear con Ignacio (mi marido) y de pronto vimos pasar varias ambulancias por la carretera, eso en esta zona es sinónimo de que ha pasado algo grave, (lo que más me gusta de vivir en un pueblo es no oír constantemente el ruido de sirenas).

Al llegar a casa vimos la noticia en televisión, a los pocos minutos recibo una llamada de Carmen la dentista que trabaja en el mismo sitio que yo, además de una gran amiga: ¡Andrea tienes que venir a Monterrubio!

Y allí que me planté después de tener que dar un tremendo rodeo para evitar el camino directo, cortado por el terrible accidente.

Recuerdo cada una de las palabras con los compañeros y amigos de estos chicos.

Recuerdo como un chico no dejaba de mirarse un dedo que tenia vendado, le pregunté que le había ocurrido y me dijo que uno de los chicos que había muerto le había hecho daño accidentalmente por la mañana.

Recuerdo la llegada de los padres de estos 5 niños al lugar que habían habilitado para ello, era imposible consolar a esas familias, era algo desolador, no existen palabras que puedan expresar lo que se vivió aquella noche.

Recuerdo el día siguiente, todo el pabellón polideportivo acondicionado para recibir a los 5 féretros, todo un pueblo conmocionado por la desgracia y todos afectados porque de alguna forma todos eran algo de aquellos 5 niños.

A partir de ahí decenas de ataques de ansiedad que abarrotaban la pequeña carpa habilitada por protección civil y cruz roja para que médicos, enfermeros y psicólogos hiciésemos lo que pudiésemos hacer.

La pregunta común era ¿porqué? ¿porqué 5 niños que apenas habían comenzado a vivir? ¿porqué todo era tan injusto?

Mi vida ha tenido varios puntos de inflexión y desde luego este fue uno de ellos, al fin y al cabo el hecho de estar vivo ya es una fortuna, ya es la mejor de las noticias que podemos tener cada mañana al levantarnos y no somos conscientes de esto hasta que vemos como en un momento la vida puede ser arrebatada del modo más cruel.

Contándote esto estoy recordando un artículo que te recomiendo leer de Miriam Martin de Psicorrumbo: ¿Y tú? ¿A qué estás dando la espalda? El arte de echar balones fuera. Donde decía:

“Parece que vivimos en un letargo colectivo que nos incita a preocuparnos por nimiedades y olvidarnos de las cosas realmente importantes, y solo despertamos de él cuando algún suceso crítico (muerte de algún familiar, enfermedad grave, ruina, etc..) sacude nuestra automatizada existencia. En el peor de los casos también puede que no despertemos nunca o que cuando lo hagamos ya sea demasiado tarde”.

¿Porqué ser optimista?

¡Porque estás vivo!

Porque mientras puedas respirar puedes elegir.

Porque elegir implica ser libre para ver la vida como un regalo maravilloso que viene con sorpresas y planes que no siempre coinciden con los tuyos o como un amargo camino en el que todo son obstáculos, penas y catástrofes. Tu eliges.

Porque puedes afrontar los reveses de la vida como catástrofes que solo te ocurren a ti por ser tan desgraciao, o como retos que sabes que con empeño y coraje pueden ser aprendizajes que te hagan crecer.

2#. Ser optimista no es “vivir en mundos de Yuppis”

¿Que cada día debes levantarte a pesar de la cantidad de problemas que tienes que resolver? Por supuesto que si, problemas siempre va a haber, eso es inevitable.

¿O que creías? ¿que no? ¿que las personas que se permiten el lujo de ser optimistas no tienen problemas? o mucho peor ¿que los tienen pero no los quieren ver? ¿que viven engañados en su ilusión de caminos de baldosas amarillas y unicornios?

Déjame decirte una cosa, o mejor te dejo que te la diga Ana Vico en este magnifico post que refleja una realidad como un castillo el que vive engañado, querido amigo pesimista, eres tú.

Claro que vives engañado, pensando que la vida que tienes no es la que mereces, pensando que no tienes oportunidad de hacer nada para que sea eso que tu quieres que sea, pensando que tus problemas no pueden resolverse, pensando que el mundo es un asco y que no merece la pena vivirlo.

Lo siento, tienes que despertar ya, tienes que saber que todo eso es una enorme mentira que pulula entorno a todos y que la mayoría ha decidido asumir como propia.

Empieza ya a vivir tu vida desde el lado positivo, suelta esa mentira repleta de hábitos dañinos que te impiden ser lo feliz que puedes ser.

Ser optimista es una actitud saludable que permite encarar los problemas de forma efectiva, es encontrar soluciones, es no paralizarse y no tener miedo a equivocarse, porque querido amigo, equivocarte es algo natural, es algo positivo y es algo que te hace crecer, así que ¡Deja de tener miedo!

Quiero que sepas que acabo de descubrirme enfadada, si, estoy escribiendo esto enfadada, enfadada conmigo misma, no contigo 😛

Enfadada porque esta mañana parecía que se me había olvidado todo esto de vivir desde el lado positivo y estoy repitiéndome a mi misma cada una de estas palabras, incluso estoy tecleando con rabia porque me jode tener que recordarme esto a mi misma, más que recordármelo me jode olvidarlo.

Pero ahí esta mi buena memoria, mi enorme lado positivo desde el que quiero vivir siempre y en el que quiero que tú también estés.

3#. ¿Qué estás haciendo mal?

No te fustigues, no lo haces a posta, simplemente desde pequeños nos enseñan que lo malo hay que corregirlo pero no que lo bueno hay que valorarlo, que no debes…,  que esto así no, que la vida es dura, que no vas a ser capaz de…, que hay que ir derechos…

Recuerdo un poema que mi abuela Inés solía repetir a menudo, de hecho no hay miembro de mi familia que no lo sepa y siempre sale en las reuniones familiares (mi abuela era muy de refranes y eso se me ha pegado jeje):

“Árbol que nace torcido

jamas su tronco endereza

pues le arrastra la pereza

por el vicio que ha adquirido,

con este ejemplo advertido

malas costumbres no adquieras

pues no podrás corregirlas

cuando corregirlas quieras”

Y tan a gusto que se quedó el tío o la tía que escribiera esto, vamos a ver, esto lo que nos viene a decir es:

Ten cuidadito desde bien chico de seguir lo socialmente aceptado y dictado, no te desvíes nada, porque si te desvías vas a ser un desgraciao toda tu vida y no vas a poder “volver al camino correcto”

Vamos que:

  • Si no sigues lo normal para tu edad, eres un fracasado
  • Si te equivocas, eres un fracasado
  • Si te arriesgas y pierdes,  eres un fracasado
  • Si tu entorno tiene cosas que tu no, eres un fracasado
  • Si pierdes tu trabajo, es por tu culpa y eres un fracasado
  • Si lloras, eres un fracasado
  • Si no te tomas las cosas en serio, eres un fracasado
  • Si respiras, eres un fracasado
  • Y si no respiras también, por morirte sin conseguir nada.

En definitiva o eres un borrego más o fracasas fijo, y no solo es que fracases sino que jamas podrás librarte se ser un fracasado, porque ya serás un tronco torcido y ese jamás se endereza.

Puede que te parezca exagerada pero lo cierto es que muchas de estas ideas (y otras parecidas) acaban convirtiéndose en patrones de pensamiento que generan en nosotros emociones que no sabemos gestionar (porque a eso tampoco nos enseñan, también debe ser de fracasados claro está) y en definitiva nuestra vida se convierte en una amargura constante.

Con este panorama no nos queda otra que olvidar nuestro lado positivo y  ser pesimistas, porque claro, eso es lo que conocemos: no puedo, no se, no entiendo, no intento, no merece la pena…

No nos queda otra que ser pesimistas porque nos ponemos zancadillas hasta porque salga el sol y… el sol sale todos los días con lo cual nunca nos levantamos del suelo.

En definitiva somos pesimistas porque hacemos del autosabotaje nuestra opción de vida, y esto Patricia Cordoba de Tu Psicología, te lo cuenta a la perfección en su artículo autosabotaje: tu eres tu peor enemigo.

4#. Ser optimista es posible ¿te cuento como?

Ya te he hablado varias veces de la necesidad de ser optimistas en la vida, siempre estoy con esa frase de vivir la vida desde el lado positivo, de hecho esta es la base de Deemociones y también la de este post.

Ser optimista para mi es ver la vida en colores más intensos, es ver infinidad de posibilidades radiantes, ahí, listas para cogerlas, es caer y levantarme con impulso.

Pero no te equivoques, vivir la vida desde el lado positivo no es fácil, es una responsabilidad enorme, consiste en tomar las riendas de tu vida y decidir con criterio propio la mejor opción posible, consiste en trabajar activamente en pro de tu felicidad, de tu bienestar y de tu equilibrio emocional.

Desde luego no es una opción apta para personas que se quedan quietas esperando a que la vida decida por ellos.

En alguna ocasión te he hablado de Edu Serrano y su Ruta Kaizen, me encanta todo lo que transmite y  para muestra un botón que nos viene como anillo al dedo:

Antes te hablaba de la responsabilidad enorme  ante la opción de vivir desde el lado positivo. Bien pues no pierdas detalle a este artículo que habla de responsabilidad personal, es precisamente a esto a lo que me refiero con esa responsabilidad, extrapolado a todos los ámbitos de nuestra vida.

Ahora que ya entiendes la actitud que debes tomar, puedo decirte cómo trabajar para que el optimismo sea un hábito de tu día a día.

Unas cuantas lineas más arriba te hablé de que todos tenemos problemas, de que no conozco a nadie que no tenga problemas en su vida, tal vez haya personas con problemas más profundos, otros más mundanos, otras personas pueden tener problemas relacionados con la salud, la economía etc.

Tal vez los problemas que pueda tener otra persona a ti te parezcan ridículos y piense eso de ¡Lo mío si que es un problema y no esa chorrada que le pasa al otro! (típico por otro lado)

Hay personas que tal vez lo tengan todo en la vida, ¿obligatoriamente han de ser felices? obviamente no, la felicidad es una meta efímera, es un fin y como en todo en el camino está la auténtica aventura.

Me encanta la magia de la felicidad por una cosa: cuando logras alcanzarla se escapa y te hace seguir en el camino para volver a conseguirla.

Hay personas que desisten en ese camino y hay personas que ni siquiera se plantean emprenderlo, te hablé de los hábitos de las personas felices y entre ellos está el ser optimista.

Porque es precisamente este hábito el que nos permite persistir en ese camino una y otra vez.

Y es que todo lo que te cuento aquí tiene como fin que sigas ese camino, cada semana insisto una y otra vez en que no lo abandones.

Hace un tiempo leí un post de Tania Sanz de “Habitualmente” que me encantó y creo que en esta tarea de convertirte en un nuevo apasionado de vivir tu vida desde el lado positivo es imprescindible que le eches un vistazo: Un poderoso consejo para ser feliz y sentirte satisfecho con tu vida.

¿Tienes ya más claro entonces como conseguir vivir desde el lado positivo?

Ya te habrás dado cuenta que vivir desde el lado positivo es algo maravilloso, difícil, pero maravilloso.

Ahora se lo que estás pensando: Ya Andrea pero ¿como lo consigo?.

Te voy a dar tres claves

  1. Tienes que estar predispuesto a ello
  2. Juega a vivirlo
  3. Agradece todo

Ya se, demasiado escueta ¿no?, eso es porque quiero que veas este videopost de Alberto Blázquez de “ABcoach” donde te lo explica con todo detalle. Me encanta este video porque me siento super identificada con Alberto en todo lo que dice.

5#. Aquí esta el regalo

Sin lugar a dudas la música es una fantástica moduladora del estado de ánimo, no se si a ti te pasa pero yo tengo algunas canciones que con solo escucharlas el día se torna de colores y sinceramente son una ayuda indispensable para seguir viviendo mi vida desde el lado positivo.

He preguntado durante varias semanas y muchos de vosotros me habéis dejado la vuestra.

Así que con ellas he creado la “lista de reproducción optimista” si quieres añadir la tuya déjamela en comentarios y la añado encantada.

Lista de reproducción %22de emociones y más%22

vive la vida desde el lado positivo

Suscríbete y recibe la lista de reproducción más optimista, con 30 canciones cargadas de entusiasmo y deseos de mirar la vida desde el lado positivo

Te contaré algunas y su porqué

Edu Serrano vive desde el lado positivo

Edu Serrano de Ruta Kaizen también nos deja 2:

La Pegatina – Miranda: “para subirme el estado de ánimo en pocos segundos, pocos grupos hay como La Pegatina. Si te sientes triste o con algún tipo de miedo o inseguridad, esta canción te llenará de energía y tendrás unas ganas irresistibles de bailar.”

Xavier Rudd – Come let go: “Esta canción me transmite tranquilidad, relax y buen rollo. Además, siento que la vida está en su máximo esplendor en este instante.”

Tania Sanz vive desde el lado positivoTania Sanz de Habitualmente: Fue una tarea difícil, tengo muchas canciones que me ponen de buenas. Pero logre elegir 2: 

Esta para tomar una ducha en las mañanas y salir con una sonrisa (aunque haya mal clima):  Mark Ronson feat. Bruno Mars – Uptown Funk

Esta otra para recargar la pila cuando me da el bajón de energía (además porque adoro la música latina): Gente de Zona – La Gozadera

vivir desde el lado positivo

Ana Vico de Be Fullness: Lemonade de Alex Boye me encanta por la letra y por la musicalidad   Me da muy buen rollo la canción y sobre todo la actitud con la que aceptas lo que te ocurre.

Si la vida te da limones, haz limonada.

No se centra en lo negativo o en  “¿Por qué no me da fresas o algo mejor?”. Además hay una parte de la canción en la que dice “Solía ser amargo, pero ahora me siento mejor (I used to be bitter, but now I feel better)” y creo que es un gran ejemplo de cómo podemos cambiarnos a nosotros mismos y ver la vida de un modo más positivo y feliz.

¡Es una canción que me sube la motivación y la sonrisa automáticamente!

patricia cordoba vive desde el lado positivo

Patricia Cordoba de tu Psicología: “La fuerza” de Facto Delafé y las Flores Azules

No sé si he elegido está canción o esta canción me ha elegido a mí. De entrada, los intérpretes cantan como si estuvieran sencillamente viviendo: libres, descalzos, alegres. Su melodía me trae la paz que quiero que se apodere de mí cuando subo mis montañas, y su letra me envuelve  del optimismo en el que me matriculo cada día.

“Hoy llego con la fuerza, de muchas manos juntas…” Empieza así, con un manifiesto vital que me recuerda que “sí, es posible, sí, claro que puedo”. Y sigue con “..pues esto es lo que importa, es vivir cada minuto, sentir el universo…”, para anclarme al presente y simplemente tomar conciencia de que estoy viva, y sentir gratitud.

Hay canciones que literalmente te abrazan, y ésta es una de ellas. Su efecto me dura unas cuantas horas.

Escúchala, y te pillarás a ti mismo sonriendo.

Alberto Blázquez vive desde el lado positivo

Alberto Blázquez de Abcoach: La canción que elegiría es Pharrell Williams – Happy

Por qué?

Esta canción habla por sí mismo; entusiasmo, alegría, motivación y por supuesto felicidad. El ritmo te anima a moverte, saltar, correr y a tomarte las cosas con una filosofía de “buen rollismo” que no deja indiferente. Siempre me ha gustado especialmente para ir a correr y para empezar bien el día mirándome al espejo junto a ese ritmo que parece estar diciendo: “¡hoy es tu día y las cosas van a ir como nunca!”.

Miriam martín vive desde el lado positivoMiriam Martín de Psicorrumbo:  “Hoy” de Lagarto Amarillo

La verdad que me ha sido difícil elegir solo una canción de mi lista de canciones para alegrarme el día 🙂

Qué te levantes con el pie izquierdo, no significa que tengas que andar durante todo el día con ese pie. Hoy, es mi canción favorita para pasar del pie izquierdo al pie derecho ya que te hace ver que pasé lo que pasé te quedan muchas cosas maravillosas por vivir en el mundo y que solo es cuestión de cambiar el rumbo si no te gusta en la dirección que vas.

FullSizeRender-3Yo he incluido 3 canciones en la lista y con vuestro permiso he puesto la primera una de ellas, Insurrección del Ultimo de la fila (cantada por Miguel Ríos y Manolo Garcia).

Una canción que a mi juicio refleja a la perfección la caída y la necesidad de levantarme, sinceramente me llega a lo más profundo, es escucharla y ponerme a cantarla a pleno pulmón como si me fuera la vida en ello, la frase “Dame mi alma y déjame en paz, quiero intentar no volver a caer” lo refleja todo.

Pon el volumen de tu ordenador a tope y dale al play!

Si quieres que añada tu canción o quieres contarme algo déjamelo en el espacio de comentarios, no seas tímido. Y recuerda compartir en tus redes sociales.

¿Quieres encontrar tu equilibrio emocional?

Minicurso equilibrio emocionalSuscríbete y recibirás una guía con los 5 pilares para conseguirlo

Quiero hablar contigo

 

 

 

error: Content is protected !!

¿Quieres aprender a vivir tu vida desde el lado positivo?

- ¿Sabes que una autoestima sana garantiza tu equilibrio emocional?

- ¿Sabes gestionar tus emociones de una manera adecuada?

- ¿Sabes por donde empezar?

Entra y recibirás solo por entrar mi minicurso EQUILIBRIO EMOCIONAL además de otras muchas herramientas que te permitirán vivir tu vida desde el lado positivo

¿A QUÉ ESTÁS ESPERANDO PARA VIVIR PLENAMENTE?

Mira en tu bandeja de entrada y confirma tu suscripción para que pueda enviarte el regalo de bienvenida