Cualquiera puede ponerse furioso…. eso es fácil, pero estar furioso con la persona correcta, con la intensidad correcta, en el momento correcto, por el motivo correcto y de la forma correcta…. eso no es fácil.

Aristóteles, Etica a Nicómaco.

Reflexionando un poco sobre la cita podemos sacar varias conclusiones a cerca de las emociones:

-1 Todos las tenemos tenemos

-2 No todos, o incluso diría que muy pocos las conocemos hasta el punto de llegar a controlarlas y modularlas.

Aquí es imprescindible mencionar a Daniel Goleman, que en su libro Emotional Intelligence, nos hace referencia precisamente a esto.

Define la inteligencia emocional como la capacidad para reconocer sentimientos en uno mismo y en otros, siendo hábil para gestionarlos y dirigirlos a la hora de relacionarse con los demás.
Las personas que cuentan con alta inteligencia emocional tienen la capacidad de ajustar sus comportamientos y emociones a la situaciones, y esto lo pueden hacer por su capacidad para reconocer sus propias emociones, así como las de los demás.

Esto es, a mayor inteligencia emocional, mayor capacidad para reconocer emociones y adaptarse a las situaciones, por lo que mayor probabilidad de sacar algo beneficioso y productivo de éstas.

 

Consigue gestionar tus emociones

Minicurso equilibrio emocional

Gestionar tus emociones de forma correcta es acercarte a tu bienestar y tu equilibrio emocional, aprende como hacerlo con el regalo que he preparado para ti

Quiero mi regalo

¿Que puedes hacer tú para mejorar tu inteligencia emocional?

Comunícate con tus emociones:

 

No huyas de ellas.

Hablar de emociones en este mundo de prisas y sin compasión en el que nos ha tocado vivir parece que es cosa de débiles, tanto que parece que constantemente intentamos guardarlas dentro de una caja de alta seguridad vigilada por el mismisimo Cancerbero con el único fin de que nadie las vea.

Esto es tan cierto que seguro que conoces a alguien que hace tan bien este trabajo de ocultismo que más bien parece que realmente no las tiene.

Las emociones son incómodas, a veces tanto que incomodan al que tenemos en frente pero NO LAS ESCONDAS, NO HUYAS DE ELLAS, comunícate con tus emociones.

Más bien, toma por receta pararte por lo menos una vez al día a reflexionar y preguntar: “¿como me siento?”. Un buen momento podría ser a ultima hora del día, cuando ya todas las obligaciones están hechas, hacer un pequeño balance y analizar como nos hace sentir lo que hacemos.

 

No las juzgues ni te juzgues.

Hay veces que el hecho de sentirnos de una determinada manera nos hace sentirnos peor aún, es decir, el hecho de tener determinados sentimientos negativos empeora nuestro estado (sentimientos de culpabilidad, de reproche…).

No te castigues, piensa en ellos, hay emociones negativas que nos impulsan, que nos ayudan a crecer si sabemos manejarlas,  saca todo el jugo de esa emoción e intenta buscarle el sentido oportuno, ese sentido que te haga crecer y no que te eche más tierra encima.

Analiza tus emociones como si fueras un observador externo, con la curiosidad de un investigador que trata de saber porqué siente lo que siente, qué daño hace y qué aspectos positivos podemos sacar de ellas.

 

Busca en tu memoria.

Las emociones tienen memoria, es más, se conectan con nuestra memoria y modifican y regulan nuestros recuerdos en función de como nos sentíamos en aquel momento.

Sabido esto, cuando surja un sentimiento difícil, responde esta pregunta ¿Cuando me he sentido así anteriormente? Analiza tu recuerdo e intenta recordar cómo lo superaste.

 

Aprende su lenguaje, a veces nos encontraremos con que se contradicen.

Por si no fuera complicado ya, al apasionante mundo en el que nos adentramos hoy, hay que sumarle que muchas veces se contradicen unas con otras, ESTO ES NORMAL.

Piensa que escucharlas es como cuando en un juicio hay muchos testigos y partes que hablan del mismo caso pero cada uno de ellos aportando su versión, depende de ti (juez de tus sentimientos) admitir las pruebas que te llevarán a concluir el caso de la mejor manera posible.

 

Escucha a tu cuerpo.

El cuerpo suele mandarnos señales que pueden dar respuesta al caos que produce en nosotros pensar en nuestros sentimientos, te sonará eso de somatizar por ejemplo:

Un nudo en el estómago mientras conduces hacia el trabajo puede ser un indicio de que tu trabajo es una fuente de estrés.

Las famosas mariposas en el estómago pueden indicarnos el inicio de una bonita historia de amor…

Controla tu nivel de estrés.

Se que es muy fácil de decir y una de las recetas para alcanzar la plenitud en esta vida, no tanto de conseguir pues los ingredientes escasean y son difíciles de trabajar, a pesar de ello, lo cierto es que si tu nivel de estrés es alto los sentimientos complicados serán un continuo en tu día a día.

Una habilidad clave de las personas con inteligencia emocional es la capacidad para calmarse y relativizar en situaciones de estrés, esta habilidad ayuda en nuestro equilibrio mental y por supuesto refuerza nuestro bienestar emocional.

Ríete de ti, ríete de todo.

No digo que te burles o que no te tomes en serio las cosas importantes, me refiero simplemente a que introduzcas el humor en ellas, que algo importante no es sinónimo de “sieso”.

El humor es un antídoto natural para sobrellevar las dificultades de la vida, aligerando la carga, además la risa produce una serie de cambios hormonales en nuestro cuerpo que por sistema reducen el estrés y devuelve a nuestro sistema nervioso a su equilibro natural.

Enfréntate a los problemas de manera positiva.

Si partimos de la base de que el conflicto es algo negativo, obviamente los tomaremos con temor y supondrá para nosotros una fuente de estrés indiscutible porque resultan una amenaza para nuestros criterios y para nuestras relaciones con los demás.

Pero hay otra forma de verlos, esta otra óptica mas saludable defiende que el conflicto es algo inevitable en las relaciones con los demás, y que más que negativos, son puntos de partida para crecer y madurar en ellas favoreciendo la libertad, la creatividad y la seguridad en nosotros mismos y en nuestras relaciones personales.

Escribe

Esto es algo personal, obviamente no es una obligación, igual que ocurre con los puntos anteriores, pero lo cierto es que numerosas investigaciones han demostrado que escribir los pensamientos y sentimientos pueden ayudar a entendernos mejor.

De hecho esta tarea suele ser muy utilizada en consulta, ayuda a conocernos mejor y sobre todo a entendernos, os vuelvo a indicar el ejemplo de la maraña de lana que os ponía en “Preocupaciones: afróntalas con éxito y sin excusas“.

No te ensañes con los pensamientos negativos.

Tampoco es conveniente que analicemos tan al extremo los sentimientos negativos que no veamos más aya de ellos.

No se trata de centrar nuestra atención únicamente en esos sentimientos, se trata de que nos analicemos en toda nuestra dimensión y que seamos capaces de estar presentes en lo que nos rodea, adaptándolo y adaptándonos de la forma más positiva posible para lograr el objetivo de todos estos puntos anteriores, y es alcanzar el bienestar emocional a través del conocimiento de nuestros sentimientos.

 

¿Sabes ya cual es tu siguiente tarea?

Cuéntamela en comentarios o en info@deemocionesymas.com, si aún no estas suscrito recuerda hacerlo para recibir GRATIS mi ebook: Autoestima: 10 claves para conquistarte

¿Quieres encontrar tu equilibrio emocional?

Minicurso equilibrio emocionalSuscríbete y recibirás una guía con los 5 pilares para conseguirlo

Si quiero

Quiero hablar contigo

 

 

 

Contactar

RUMIACIONES

...
leer más

Ansiedad ¿es tan mala como crees?

...
leer más

Sufrimiento incomprendido: el silencioso mal

...
leer más
error: Content is protected !!

¿Quieres aprender a vivir tu vida desde el lado positivo?

- ¿Sabes que una autoestima sana garantiza tu equilibrio emocional?

- ¿Sabes gestionar tus emociones de una manera adecuada?

- ¿Sabes por donde empezar?

Entra y recibirás solo por entrar mi minicurso EQUILIBRIO EMOCIONAL además de otras muchas herramientas que te permitirán vivir tu vida desde el lado positivo

¿A QUÉ ESTÁS ESPERANDO PARA VIVIR PLENAMENTE?

Mira en tu bandeja de entrada y confirma tu suscripción para que pueda enviarte el regalo de bienvenida