¿Te has parado alguna vez a pensar en las emociones?

¿Qué son las emociones?

¿Cómo funcionan?

¿Por qué unas personas manifiestan mucho sus emociones y otras parecen no “sentirlas”?

¿Realmente no las sienten o es que no las manifiestan al exterior?

¿Por qué hay situaciones que nos alteran mucho y otras que nos producen tanto bienestar?

Las emociones son un tipo de reacción que todo ser humano experimenta ante los hechos que ocurren o las situaciones a las que nos vemos expuestos cada día.

Nacen como una mera interpretación de la realidad, y esta interpretación implica que cada persona frente a un mismo hecho puede sentirse de muy diversas formas, porque está sujeto a las expectativas y experiencias previas.

En lo práctico esto significa que muchas veces no puedes cambiar los hechos que suceden a tu alrededor, pero en lo que si tienes control absoluto es en el significado que estos hechos tienen para ti.

Muchas personas tienen la inquietud de si realmente es posible educar las emociones y si conseguir hacerlo implica dejar de ser espontáneo.

¡Sí es posible y no se es menos espontáneo por ello!.

Las personas que son capaces de gestionar y de hacerse responsables de sus emociones, ejercen poder sobre ellas mismas, tomando las riendas y evitando que las circunstancias, otras personas o sus propios pensamientos lo hagan por ellas.

Dicho esto podríamos decir que el autocontrol emocional es la capacidad que nos permite gestionarnos a nosotros mismos y a nuestras emociones evitando que sean estas las que tomen las riendas, dándonos la posibilidad de elegir lo que queremos sentir en cada momento de nuestra vida.

 

 

Sentir emociones es algo positivo en términos generales,  es un signo de que algo es lo suficientemente importante como para hacernos reaccionar.

Cuando aparece una emoción debemos:

1. Saber reconocerla.

2.Saber clasificarla en positiva o negativa

3.Aprender a expresarla del modo más adecuado para nosotros y nuestro entorno:

Reprimirla nos perjudica, sobre todo si es negativa porque puede pasar que esa emoción se prolongue, prolongando también nuestro malestar.

En ocasiones tampoco es apropiado expresarla libremente y sin medida, esto podría producir consecuencias no deseadas. La expresión de una emoción requiere que la “dominemos” y la modulemos para poder darle una forma adecuada

 4.Si es negativa es el aviso de que tenemos que actuar para resolver la causa que la ha generado

Estos cuatro pasos no son en absoluto fáciles

 

¿Quieres aprender a gestionar tus emociones?

Minicurso equilibrio emocional

 

¿Qué podemos cambiar  para que todo esto resulte más sencillo?

  •   Dejar de reaccionar. Reaccionar significa actuar de manera impulsiva sin reflexión,  par ello: No debes tener miedo a la gente, es como tú.
  • No abandones tu capacidad autónoma para pensar y sentir, esto es, no seas dependiente de los demás, tu vida es tuya así que vívela tú.
  • No te tomes las cosas tan a pecho (a ti, a los eventos y a las otras persona).
  • Jamás tomes  la conducta de otra persona como el reflejo de tu autoestima
  • No tomes  el rechazo como reflejo de tu autoestima.
  • No tomes las cosas de manera  personal.
  • No te aflijas por pequeñeces.
  • Libérate,  no intentes controlar algo que no puedes: LA VIDA MISMA.
  • No juegues a  ser una víctima,  eres libre y sabes tomar decisiones.
  • Tienes la responsabilidad de identificar tus necesidades y satisfacerlas.
  • Tienes la responsabilidad de solucionar tus problemas o de aprender a vivir con aquellos que no puedes resolver.
  • Siente tus propios sentimientos, asume la responsabilidad de tu yo emocional
  • Mejora tu comunicación
  • Pon límites
  • Deja de tratar de confiar en quien no confía
  • Aprende a ver a la gente con claridad
  • Recuerda siempre que eres responsable por las elecciones que haces, de lo  que das y de lo que recibes, de fijar tus metas y de cumplirlas, de  disfrutar de tu vida, de la cantidad de placer que encuentras, de amar a alguien y de la manera en que expresas ese amor, de lo que haces a  los demás y de lo que permites que otros hagan
  • Aprende a vivir y a amar

Como ves la gestión de nuestras emociones pasa por una serie de habilidades importantísimas para garantizar el bienestar psicológico. Carecer de ellas implica carecer de esa capacidad de gestión, la atención psicológica te ayuda a conocer las técnicas eficaces para que consigas conquistar las riendas de tu vida.

No olvidemos que las pequeñas emociones son los capitanes de nuestras vidas y las obedecemos sin siquiera darnos cuenta. – Vincent Van Gogh

 

¿Quieres encontrar tu equilibrio emocional?

Minicurso equilibrio emocionalSuscríbete y recibirás una guía con los 5 pilares para conseguirlo

Quiero hablar contigo

 

 

 

error: Content is protected !!

¿Quieres aprender a vivir tu vida desde el lado positivo?

- ¿Sabes que una autoestima sana garantiza tu equilibrio emocional?

- ¿Sabes gestionar tus emociones de una manera adecuada?

- ¿Sabes por donde empezar?

Entra y recibirás solo por entrar mi minicurso EQUILIBRIO EMOCIONAL además de otras muchas herramientas que te permitirán vivir tu vida desde el lado positivo

¿A QUÉ ESTÁS ESPERANDO PARA VIVIR PLENAMENTE?

Mira en tu bandeja de entrada y confirma tu suscripción para que pueda enviarte el regalo de bienvenida