Mi concepto del amor ha ido cambiando a lo largo de estos años,  algún día, si quieres te contaré cómo, pero hay cosas que no cambian, y ser una enamorada del amor es algo que siempre me va a caracterizar hasta el punto de que hay ciertos valores que hoy y siempre le daré al amor dentro de la pareja. Uno de esos valores es la creencia de que es posible conservar la magia en la pareja, esa magia presente en las relaciones duraderas.

 

Es cierto que esa amorosa sensación que nos envuelve a veces se escapa y hace que nuestra relación se tambalee, pero te aseguro que es posible construir un tipo de relación en la que eso no suceda.

 

La magia en la pareja siempre será un misterio, se ha hablado mucho sobre ese tema, pero lo cierto es que no existe una fórmula para producirla, no hay manera de describirla, pero sí hay posibilidad de reconocerla y superar amorosamente aquellas trabas que, invariablemente , presenta la vida de pareja y que empequeñecen la magia hasta hacerla desaparecer.

 

Salvando esos obstáculos siempre estaremos cuidando la magia.

 

Es absolutamente necesario hacerlo porque es una presencia tan sutil que, en cuanto aparecen grietas en la pareja,  la magia se escurre si que nos demos cuenta.

 

¿Cuales son esas grietas por las que se escapa la magia propia de las relaciones duraderas?

PRIMERO TE COMPLEMENTA LUEGO SOIS INCOMPATIBLES

 

Cuando te enamora, te sientes espontáneamente atraído por el otro, por todo lo diferente que es, te fascinas por todo lo que la otra persona te aporta y por todo eso que posee y que a ti te resulta tan difícil de conseguir.

 

De repente os sentíis mágicamente plenos en un estado de apertura donde aceptas sus características y a la vez tu pareja te ayuda a conectar con esas mismas “cualidades” de las que tu careces

 

Ej: Tu eres impulsivo  y el/ella es tranquilo y reflexivo

 

Con es tiempo, suelen aparecer los problemas, comenzarán a molestarte las mismas características que te acercaron a tu pareja, con lo cual ese estado mágico tan gratificante se disuelve

 

tu ya no serás impulsivo sino “histérico” y tu pareja ya no será tranquilo sino “pachorrón”

 

Lo que ocurre es que esa cualidad del otro me satura, me recuerda que lo que antes me hacia complemento ahora es un lastre, “no congeniamos” “somos demasiado diferentes”.

 

Lo que antes sentía como compenetración y magia ahora es pelea, y ahí tenemos la grieta, la manera de cerrarla no pasa por pedirle al otro que cambie, sino por reconocer, que cuando algo me molesta mucho en el otro, tiene que ver con ese aspecto que nos diferencia, que no es algo general, ni lo suyo es lo bueno ni tampoco lo tuyo, recuerda que sois personas diferentes y que el modo de reaccionar también lo es.

 

Reconocer esto implica un trabajo arduo en ocasiones, cada día veo parejas discutir enfrascadas en que su posición es la buena, sin ser conscientes de que no es una competición por ver quien gana la razón. 

 

El trabajo de consulta consiste en escuchar y aprender de lo que otro aporta a tu visión, la pareja puede ser un maestro que ayuda a recuperar esa magia de las relaciones duraderas.

 

Los conflictos son necesarios, dolorosos, cierto, pero necesarios ya que si sacamos conclusiones de ellos podremos entender que realmente se trata de algo positivo que dicta los aspectos que cada uno debe desarrollar.

EL OJO EN LA PAJA AJENA 

 

Esta famosa frase bíblica también hace referencia a otra grieta por la que se escapa la magia que representa a las relaciones duraderas.

 

Ver nuestros problemas directamente es muy difícil porque, en el fondo, cada uno de nosotros es un enigma para si mismo,  pero es muy fácil vernos en un espejo y podríamos decir que nuestra pareja es nuestro espejo, te ves mal y le hechas la culpa a ese espejo.

 

Ej: No es que no sea feliz, es que tú no me haces feliz o no digo que te haya hablado mal sino que tú haces sacar lo peor de mi y por eso te hablo mal.

 

Te he dicho muchas veces que cada uno de nosotros somos los responsables de nuestra felicidad, entonces: ¿porqué culpamos a nuestro espejo de no darnos eso que merecemos?

 

Ser conscientes de que somos autónomos, de que nuestro bienestar es independiente del otro es un paso fundamental para cerrar esa grieta.

 

En este caso la pregunta de ¿quien fue antes la gallina o el huevo? tiene una respuesta clara:

 

La felicidad no te la da tu pareja, tu de forma independiente debes trabajar tus objetivos personales para alcanzar tu felicidad y tu pareja debe hacer lo mismo, es en ese punto, cuando de forma individual ambos estáis inmersos en ese bienestar personal cuando surge la sinergia que da origen a la magia especial de las relaciones duraderas.

 

EL OTRO ME HIERE

Pensar constantemente que tu pareja actúa en pro de producirte malestar es un pensamiento dañino y cruel.

 

Dime si no te ha ocurrido que cuando tu pareja hace algo que no te gusta tu pensamiento ha sido “sabiendo que eso me duele no debería hacer eso,  lo hace por dañarme a mi”.

 

Cuando esto pasa ocurre que te endureces y reaccionas ante ese daño y es tu  reacción la que convierte lo que el otro hace en un problema irresoluble y en una fuente de sufrimiento.

 

Ahora piensa ¿de que te sirve ese pensamiento? ¿es que el otro sabe todas y cada una de las cosas que te hacen daño? ¿o como te vas a tomar todas y cada una de sus acciones? Aquí cabe recordar los pensamientos irracionales y sobre todo ese de que “tu pareja no tiene la capacidad de leer tu pensamiento”

 

Si realmente piensas que tu pareja actúa en pro de dañarte constantemente plantéate que la grieta es irreparable.

 

Para recuperar la magia necesitas abrirte a tu pareja, quitar los frenos y enterrar las hachas de guerra que durante años habéis cosechado, se trata de poder miraros con amor y desde el deseo de crecimiento en cada conflicto, de transformar la energía del enfado en capacidad para crecer como pareja.

 

Es entonces cuando volverá a aparecer la verdadera magia presente en las relaciones duraderas, porque la del enamoramiento estaba hecha de una fantasía, la fantasía de que el otro podía completarte, que podía proporcionarte la parte que te falta, pero cuando eres consciente de que no te falta nada, de que sólo hay aspectos que os diferencian como personas distintas que sois y que el otro no es tu enemigo a batir, es entonces cuando la autentica magia vuelve a fluir en la relación.

 

Una pregunta común en la que coinciden casi todos mis clientes suele ser: ¿crees que nos ayudará la terapia? La respuesta es Si si estas dispuesto a dejar de un lado el “yo tengo razón y tu estás equivocado”, si si estás dispuesto a sellar las grietas por las que se escapó vuestra magia.

 

Pincha aquí para profundizar

relaciones duraderas

 

 

 

 

 

imagen: morguefile

 

¿Quieres encontrar tu equilibrio emocional?

Minicurso equilibrio emocionalSuscríbete y recibirás una guía con los 5 pilares para conseguirlo

Propósitos de año nuevo: ¿cómo mantenerlos?

...

50+1 características de las personas felices que necesitas saber

...

Aprender de los errores

...

Crea tu plan de vida (parte 1: bienestar y áreas de tu vida)

...

Los 10 pilares para construir tu felicidad en 2016

...

Música para despertar: Conversando con Mar Olmedo

...

Encuentra a alguien que te haga feliz ¡definitivamente!

...
error: Content is protected !!

¿Quieres aprender a vivir tu vida desde el lado positivo?

- ¿Sabes que una autoestima sana garantiza tu equilibrio emocional?

- ¿Sabes gestionar tus emociones de una manera adecuada?

- ¿Sabes por donde empezar?

Entra y recibirás solo por entrar mi minicurso EQUILIBRIO EMOCIONAL además de otras muchas herramientas que te permitirán vivir tu vida desde el lado positivo

¿A QUÉ ESTÁS ESPERANDO PARA VIVIR PLENAMENTE?

Mira en tu bandeja de entrada y confirma tu suscripción para que pueda enviarte el regalo de bienvenida